Diario Sur
Malaga CF

EL ÁRBITRO

Meticuloso en exceso

Meticuloso y quisquilloso anduvo Iglesias Villanueva a lo largo de todo el partido. No es nuevo en el gallego, que se distingue por desenvolverse con excesivo rigor en el terreno de juego. De ahí que sus decisiones, sobre todo cuando aparecen lagunas que lo llevan a no indicar infracciones claras, provoquen las protestas de jugadores y del respetable. Pese a eso, es un colegiado de garantías y cumplidor de las responsabilidades que deben acompañar al arbitraje. Muestra un enorme equilibrio con unos y otros, y es por esto que sus errores los comparte.

LO POSITIVO

Es un colegiado serio que se sitúa en el campo con gran presteza y se esfuerza por no interponerse en el juego, lo que consigue gracias a su buena condición física. La coordinación con sus asistentes es otra virtud del gallego. En los primeros minutos dio prueba de esto en un saque de banda con su asistente Costoya Rodríguez que resolvieron adecuadamente pese a las dudas. Amonestó a Recio y a Llorente en la banda de Preferencia acertadamente por indicación del otro asistente, Ramos Ferreiros, en acciones tan peligrosas como innecesarias de ambos.

LO NEGATIVO

La condescendencia que mostró en el juego de varios jugadores. En primer lugar, de Parejo. Le permitió en exceso los movimientos de codo, en una acción con Camacho o una disputa de balón de forma peligrosa con Recio, todo en la primera media hora. No lo amonestó hasta el minuto 15 del segundo periodo por otra acción sobre Recio. Y luego, con los centrales valencianistas Mangala y Garay, sobremanera con el francés en su marca a Sandro. Fueron necesarias tres faltas continuas sobre el canario para que fuera amonestado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate