Diario Sur
Malaga CF

El tope salarial, primer obstáculo para que el Málaga ajuste la planificación de la plantilla

Once inicial del Málaga en el partido del pasado sábado en La Rosaleda contra el Valencia.
Once inicial del Málaga en el partido del pasado sábado en La Rosaleda contra el Valencia. / Ñito Salas
  • El club está a la espera de conocer cuál será el gasto que podrá asumir entre los jugadores y parte del cuerpo técnico para decidir algunos fichajes para la próxima campaña

La planificación del Málaga está en marcha, pero de una forma interna y sin tomar decisiones destacadas, por ahora. En el club saben que habrá muchos movimientos y que el acierto en la elección de los fichajes será clave cara al futuro. La agenda de candidatos de la dirección deportiva es amplia para cada posición, pero las apuestas principales todavía están en el aire, ya que los dirigentes de Martiricos continúan a la espera de conocer el tope salarial que impone LaLiga, la cifra máxima que se podrá gastar el cuadro de La Rosaleda en jugadores, incluyendo aquí los salarios, la seguridad sociales y la parte proporcional de las compras o las ventas, y las fichas los principales integrantes del cuerpo técnico.

Esta temporada el Málaga ha dispuesto de algo más de 43 millones, una partida que está ahora al límite tras la llegada de Míchel y sus ayudantes. Pero en este momento desconoce de cuánto dinero dispondrá para la campaña que viene, aunque LaLiga facilitará muy pronto a los clubes un avance de cuál será esta cantidad, si bien de una forma aproximada. Es previsible que no haya cambios sorprendentes en relación al año anterior, aunque entran en juego diversos factores que provocar que las diferencias sean grandes. De ahí que en el club aguarden con gran interés y cierta impaciencia esta primera noticia para empezar a tomar decisiones de calado.

El tope salarial es una exigencia de LaLiga tras analizar las cuentas de cada club. En el caso del Málaga, su presupuesto está entre los diez primeros (el noveno), mientras que esta cifra es la undécima de la competición. A la entidad de Martiricos la penaliza su antigua deuda, cuya amortización debe soportar cada campaña. Una rebaja de esta partida sería nefasto para la confección de la próxima plantilla.

Las fuentes consultadas en el club aseguran que siguen en proceso de estudio de todos los casos para negociar de inmediato salidas, entradas, renovaciones, ampliaciones... La continuidad o no de los cedidos será una de las primeras decisiones que deberá tomar Francesc Arnau y el propio Míchel, ya que las opciones de compra y otras cláusulas de los contratos comienzan ya a cumplirse. Y otros acaban contrato en poco más de dos meses. En estas circunstancias hay muchos futbolistas en la plantilla, como son los casos de los cedidos Boyko, Llorente, Juan Carlos, Kuzmanovic, José Rodríguez o Peñaranda (este, en principio, tiene un año más de préstamo). Asimismo, concluyen su vinculación Demichelis, Weligton, Duda o Charles.

Pero la dirección deportiva también trabaja en la llegada de incorporaciones para casi todas las posiciones del campo, ya que es previsible que las variaciones serán muy destacadas cara a a la campaña que viene después de una mala temporada. Y también sabe que algunos de sus futbolistas son candidatos a salir.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate