Diario Sur
Malaga CF

UNA CUESTIÓN

FRENO A LA LIQUIDACIÓN

Menos mal que el Málaga arregló su situación de manera sorprendente y, sobre todo, oportuna. Porque tras lo sucedido el domingo en el Bernabéu, el Madrid llegará a La Rosaleda en la última jornada de Liga con la imperiosa necesidad de ganar y, a lo mejor, celebrar aquí el alirón de campeón; contando, naturalmente, con que el Barcelona o el propio Madrid no pinchen en cualquiera de los cinco partidos que restan. Pero, en fin, eso es problema de ellos y por estos lares ya no interesa más que planificar la próxima temporada, con entrenador ya ensayado y tiempo por delante. ¿Qué va a pintar el jeque en este menester?

Sin embargo, todavía hay pendientes partidos, intrascendentes para los malaguistas, no tanto para algunos adversarios. Por ejemplo, está por saberse qué Málaga viajará hoy a Granada, si el competitivo que busca subir algún puesto o el generoso que, como en Riazor, quiere tomarse un respiro y darle un respiro al adversario... El Sevilla vendrá a continuación (jugándose Europa), con el Celta en encuentro de trámite y una Real Sociedad que posiblemente seguirá aspirando a la UEFA. Y finalmente ¡el Madrid! Sin embargo, pese a la tranquilidad que rodea al Málaga me preocupa el ambiente y la predisposición al traspaso de jugadores, que incluso se pregonan a bombo y platillo: a ver quién da más por Camacho, Sandro, Pablo e incluso Rosales&hellip Ni más ni menos que la cimentación del equipo que podría dejarlo en nada. Y si es así habrá que pensar que el Málaga hace añicos la ilusión de todos los malaguistas y de los malagueños que sueñan con un equipo a tono con la ciudad. Desprenderse de un jugador, vale, acucia la economía; una liquidación por fin de temporada sería como volver a empezar. Y me repito: ¿qué papel juega en todo esto el señor Al-Thani?

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate