Malaga CF

Sandro lleva al Málaga a la victoria con dos golazos (0-2)

fotogalería

Los jugadores del Málaga abrazan a Sandro tras su primer gol. / Efe

  • El delantero canario fue el autor de los dos tantos en un partido en el que el equipo de Míchel , que alcanza la permanencia matemática, fue muy superior a un Granada a deriva

Otra vez Sandro. Marcó los dos golazos y le dio el triunfo al Málaga en un partido en el que se jugaba seguir escalando posiciones y ganar prestigio tras una mala temporada. El conjunto blanquiazul (vestido de amarillo en esta ocasión) dominó el encuentro de principio a fin y dispuso de varias ocasiones para marcar, pero le faltó pegada para sentenciar el encuentro mucho antes contra un Granada a la deriva, sin brújula, y en plena dinámica negativa.

El delantero canario continúa en racha y en Los Cármenes volvió a demostrar que se encuentra en su mejor momento profesional, aportando también peligro en sus acciones y siendo especialmente eficaz en sus lanzamientos a puerta. Los goles de Sandro llevaron, además, al Málaga a sumar ya 39 puntos, lo que le permite garantizarse matemáticamente la permanencia (lo consiguió ya en el descanso con el empate del Sporting).

Míchel cumplió con su promesa y presentó más novedades en el once, aunque al final dos de las tres fueron obligadas por las lesiones de Rosales y Jony. Al final entraron nuevos respecto al anterior choque Luis, Keko y Juan Carlos, este último aportando su gran polivalencia en plano defensivo y de ataque. Y comenzó el Málaga controlando el juego y acercándose con gran peligro a la meta de Ochoa. Keko tuvo la primera oportunidad tras un gran pase de Sandro.

noticia relacionada

La mayor intensidad y ritmo de los malaguistas, animados por cerca de medio millar de seguidores que se escuchaban más los del conjunto local, les permitía disponer de la posesión sin apenas sufrir atrás. Y las ocasiones se sucedieron para los hombres de Míchel ante un rival sin ideas ni recursos, con Adams intentando aportar espectáculo desde la banda con sus gestos.

Juan Carlos, muy activo y participativo, tuvo la ocasión más clara al superar a Ochoa con su control, pero ya estaba demasiado forzado y escorado para batir la meta contraria. Igual que Recio, que también anduvo cerca. Al Málaga le estaba faltando pegada, y se contagió un poco del ritmo local y bajó la intensidad, pero no el dominio, ya que el Granada no inquietó a Kameni en ningún momento en el primer tiempo.

Pero las múltiples aproximaciones visitantes tuvieron premio nada más arrancar la segunda parte en una bonita acción de Pablo que culminó Sandro con un golpe seco y junto al palo. Un golazo del canario, el undécimo en la Liga. El Granada no reaccionaba y el Málaga jugaba como en casa, aunque los arreones locales eran muy peligrosos, como el disparo de Krhin que paró en dos tiempos Kameni en una excelente intervención.

El ritmo siguió bajando, sin que el partido estuviera cerrado, y Míchel dio entrada a Duda y después a Demichelis y Ontiveros. Empujaba algo más en once local, pero sin grandes opciones ante un Málaga que también rebajó su intensidad. El choque parecía encaminado a acabar con este resultado, pero Sandro sólo tiene en la mete la portería local y marcó el segundo al enviar al fondo de las mallas un balón que había quedado suelo. Espectacular el canario, que mantuvo la concentración hasta el último instante. Y así llegó el final, los cánticos para Sandro desde la grada malaguista, que era la única que se oía en un estadio medio vacío y completamente noqueado por la actitud de su equipo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate