Diario Sur
Malaga CF

el árbitro

Buena y seria labor

Buen colegiado el aragonés Clos Gómez. Una vez más, mostró sobradamente por qué ha estado en primera línea del fútbol español estas últimas temporadas. El partido le fue fácil de dirigir, sin excesiva tensión en los contendientes, lo que ayuda bastante a que la labor arbitral no se dificulte. Pese a su veteranía muestra una condición física óptima, lo que le permitió estar muy cerca de la falta que Uche cometió sobre Sandro para poder determinar que la acción del defensor del Granada se produjo antes de entrar en el área.

Lo positivo

Son muchos los aspectos positivos que acompañan al trabajo del colegiado. La serenidad lo distingue, lo que lo lleva a no precipitarse en la toma de decisiones. Un ejemplo fue la acción de Aly Mallé sobre Juan Carlos, un claro pisotón sobre el malaguista; después de comprobar la gravedad, tomó la decisión disciplinaria mostrándole la amonestación. La ausencia de aspavientos en sus movimientos es otra buena condición. Los cinco minutos de prolongación del segundo tiempo fueron acertados. Los cambios y la asistencia a Kameni y Juan Carlos lo justifican.

Lo negativo

Por destacar algo, el no haber amonestado a Wakaso hasta el segundo periodo por un claro derribo sobre Juan Carlos, cuando debió hacerlo en la primera mitad. En los primeros diez minutos se desenvolvió de forma peligrosa en la disputa del balón con los contrarios y de ahí que tan sólo por la reiteración se la debió mostrar en este periodo. Por lo demás, difícil encontrar algún aspecto negativo más, ya que controló con acierto las brusquedades del equipo local –cinco tarjetas le mostró– con total respeto a los profesionales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate