Diario Sur
Malaga CF

PALCO 17

¿POR QUÉ NO VINISTE ANTES?

El Málaga seguirá en Primera División. Lo ha conseguido por méritos propios, ganando en Los Cármenes ante uno de los peores equipos que uno ha visto esta temporada, al que desarboló por completo y venció con mucha menor claridad de la que mereció. Es cierto que el empate en Gijón había certificado la permanencia, pero la victoria en tierras vecinas da una felicidad extra a los aficionados malaguistas, que tras una temporada decepcionante están disfrutando en este tramo final liguero, con la excepción de La Coruña.

El Granada se la jugaba. Mucho más que el Málaga, pero ¡madre mía, qué Granada! Ni una a derechas. Enfrente, el once de Míchel lo superó desde principio a fin, y el 0-2 supo a poco. Los dos goles de Sandro, en racha, que tiene que seguir sí o sí, y muchos jugadores rehabilitados, caso de Llorente y de Ricca. Es increíble lo que un entrenador puede hacer en un colectivo, y Míchel ha sido la piedra filosofal. El cambio del equipo ha sido tremendo. Tras el ridículo de Romero es verdad que tampoco había que hacer mucho para superar sus números, estrepitosos, que nos pusieron al borde del abismo, pero su sustituto no sólo lo ha hecho, sino que lo está consiguiendo con nota. La pena es que Míchel no hubiera llegado antes de la broma pesada que nos gastaron el 28 de diciembre, porque entonces estoy seguro de que otro gallo nos cantaría, pero bien está lo que bien acaba y ahora hay que empezar a pensar en la temporada que viene. Pero hay que hacerlo desde la ambición, sin traspasar ‘a saco’ a los mejores elementos del Málaga, como son Sandro, Pablo y Camacho. Aligerar la nómina puede venir de la mano de quienes ya han cumplido con creces y por su edad no pueden seguir en una competición tan exigente como la Liga de las Estrellas, aunque esta campaña es cierto que con los tres últimos equipos, peores difícilmente repetirán, la cosa ha estado bastante fácil para el resto. Ni la dureza del Granada frenó al Málaga. Y ahora el Sevilla. Espero que el técnico sepa lo que significaría para la afición una victoria. Míchel, ¿por qué no viniste antes?

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate