Diario Sur
Malaga CF

El Málaga, dispuesto a echar el resto para retener a Sandro cara a la próxima campaña

Juan Carlos y Sandro, ayer en el entrenamiento del Málaga.
Juan Carlos y Sandro, ayer en el entrenamiento del Málaga. / Salvador Salas
  • Estudia la forma de revisar el contrato para que el canario continúe en la plantilla, ya que varios clubes están ya dispuestos a pagar los 6 millones de cláusula

La planificación del Málaga, aunque tiene múltiples variables y ramificaciones, comienza por Sandro. El buen rendimiento del delantero ha provocado que todos los estamentos del club se vuelquen para intentar que el futbolista continúe en la plantilla blanquiazul cara a la próxima temporada. Tras el partido contra el Valencia, Míchel dejó claro cuál era la situación y la prioridad: «Pagaría la mitad de mi sueldo para retener a Sandro». Esta frase advertía sobre las dificultades que existían para que siguiera el jugador y, a la vez, quería abrir otro camino: convencer al canario para que no se marche al final de temporada.

En el club saben que la continuidad del jugador está sólo en sus manos, ya que los 6 millones de la cláusula de rescisión la pagarían muchos clubes. Varios equipos españoles están interesados, mientras que el mayor número de ‘novios’ le llegan desde la Premier británica. De ahí que las dificultades sean muy importantes para retenerlo por parte del Málaga, que está intentando cambiar el destino del jugador por dos vías muy diferentes y que pueden estar comenzando, en cierto modo, a dar pequeños resultados. «A Sandro cada vez le hace más tilín la opción de quedarse», dijo Míchel tras el encuentro de Granada. Otro mensaje.

La situación, de esta forma, está comenzando a cambiar de una forma lenta y todavía sin gran consistencia. En cualquier caso, el club trabaja intensamente con su representante, Ginés Carvajal, para encontrar fórmulas que permitan que el joven futbolista, de 21 años, continúe en el equipo. Fuentes del Málaga admitieron días atrás a este periódico que Sandro pudo marcharse en el mercado invernal, pero fue el propio jugador el que frenó esta opción de salida para centrarse en su evolución en el conjunto blanquiazul.

Ficha más alta

El capítulo económico será el primero que tenga que resolver Francesc Arnau y el club. Tendrán que conocer el tope salarial y la disponibilidad de dinero para la plantilla, ya que la propuesta para revisar el contrato de Sandro tiene que suponer un incremento importante de sus percepciones, ya que las ofertas que le llegan siempre son muy fuertes (algunas de ellas seguramente por encima de lo que pueda proponerle el club de Martiricos).

Aunque Sandro y su agente están más pendientes ahora del plano deportivo que del económico, ya que un jugador en plena progresión, como es el caso del canario, debe acertar en la elección del equipo al que se incorpora. El delantero necesita jugar, sentirse importante y con confianza. Y ahí también llega el segundo capítulo para intentar retener al jugador: la satisfacción personal. Es evidente que el canario se siente a gusto y valorado en el Málaga, donde también tendría ampliamente cubiertas sus necesidades deportivas para seguir creciendo. Y los cánticos de la afición están teniendo un efecto persuasivo muy destacado. Hubo momentos en los que en Los Cámenes, con medio millar de seguidores malaguistas en el campo, sólo se escuchaba esto: «¡Nosotros te queremos, Sandro quédate!».

De ahí que, pese a las dificultades, la situación, que hace una semana la veían casi negra desde el club (incluido Míchel), ha ido mejorando progresivamente, aunque estas conversaciones siguen abiertas y los resultados finales, que los conoceremos relativamente pronto, son en este momento completamente imprevisibles.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate