Diario Sur
Malaga CF

Míchel: «Ahora tenemos el aliciente de quedar entre los diez primeros»

Míchel, durante el partido
Míchel, durante el partido / Ñito Salas
  • El técnico malaguista espera que el equipo conserve esta actitud la próxima temporada y destaca el rendimiento de Pablo Fornals

Una vez superado el escollo de Gijón, Míchel comenzó a trabajar pensando en la próxima temporada y lo dejó claro en cada una de sus comparecencias. Pero para no «pagar la penitencia» y sufrir más de los esperado como ha ocurrido en esta campaña, el madrileño quiere transmitir lo antes posible a sus pupilos su manera de hacer las cosas. El método de Míchel se está traduciendo en victorias como la de anoche, que no son sino «un buen camino para el año que viene», según el técnico, que espera que la plantilla conserve la actitud demostrada ante el Sevilla la próxima temporada.

Eso no quiere decir que aún no queden alicientes para el Málaga hasta el final de la Liga. Terminar entre los diez primeros de la tabla está a solo seis puntos tras la buena racha y el próximo rival, el Celta, es uno de los equipos a los que hay que arañar puntos para conseguir tal reto. «Hoy hemos dado otro estirón. Aunque yo quisiera pararles los pies a los jugadores es muy difícil y no les voy a decir que no tienen opciones», admitió el entrenador malaguista. Una vez más, en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda, Míchel destacó la competitividad de sus futbolistas por encima del marcador. «Más allá del juego, me quedo con la confianza que demuestran. No se rinden y creen mucho en ellos. Un partido como el de hoy solo se hace con ese comportamiento», apuntó.

Para Míchel, el Málaga no solo fue contundente ante el Sevilla. «Quizá en otras ocasiones hemos tenido más variedad de llegadas, pero cuando le metes cuatro a un rival así no solo has sido contundente, también has llegado», añadió tras ser preguntado por el análisis de Sampaoli. «Estamos ganando, pero sobre todo estamos compitiendo. En Gijón estábamos a cinco puntos del descenso y ahora estamos a dieciocho. Con esa victoria se abrió la caja y salió todo lo bueno que tenía el equipo», explicó Míchel.

Fornals, el favorito

Siempre muy generoso a la hora de hablar de nombres propios, el técnico madrileño no tuvo ayer reparos en gastar todos los elogios en Pablo Fornals, un futbolista cuyo rendimiento lo tiene «emocionado». «Hace mucho más de lo que le pedimos. Porque tiene el 31 en la espalda, si no cualquiera diría que lleva 20 años jugando en primera división» , aseguró. Sobre Ricca, Míchel dijo que era «el corazón de este equipo», mientras que Camacho está siendo «el Camacho que todos queremos». «Juega al fútbol muy bien. No solo es fuerza y potencia, es muy inteligente».

Sandro volvió a marcar y Míchel continuó con la broma sobre la forma de retener al canario en Málaga. «Ya dije que iba a donar parte de mi sueldo, ahora probaré a poner velas», comentó entre risas. Los jugadores se lo están poniendo «difícil» al técnico, que tendrá que decidir el futuro de muchos en verano. Entre ellos Llorente, que está completando buenas actuaciones en los últimos partidos, y los canteranos Ontiveros y Luis. A este último, no tan afortunado ante el Sevilla como otras veces, Míchel quiso darle un voto de confianza: «A los jóvenes hay que permitirles que se equivoquen y que fallen. Es la manera de progresar. Yo, a pesar de mi edad, me acuerdo de partidos así».

El entrenador del Sevilla, Jorge Sampaoli, aseguró que sus jugadores estaban decepcionados tras dejarlo todo en el campo y no llevarse la victoria. «El equipo estuvo comprometido, fue superior y propuso juego. El Málaga tuvo contundencia en las pocas ocasiones y nosotros fuimos dominadores», aseguró.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate