Diario Sur
Malaga CF

Sandro, el nuevo ídolo

Sandro celebra el gol conseguido el lunes ante el Sevilla, el segundo de su equipo.
Sandro celebra el gol conseguido el lunes ante el Sevilla, el segundo de su equipo. / Ñito Salas
  • El delantero se convierte en el futbolista más querido y valorado por la afición del Málaga, que clama por su continuidad: «¡Sandro, quédate!»

  • Está siendo determinante para su equipo al sumar ya dos goles en la Copa y 13 en la Liga, siendo el séptimo realizador, el tercer español

Los Catanha, Darío Silva, Dely Valdés, Movilla, Sandro (el exjugador), Isco, Joaquín, Baptista, Caballero... ya tienen relevo: el nuevo ídolo del Málaga es Sandro, el delantero canario que tiene encadilada a la afición gracias a su espectacular trayectoria. Con sólo 21 años y con menos de una temporada en el equipo, está siendo el objetivo cada semana de los cánticos de un público que intenta que el futbolista continúe en la plantilla la próxima temporada. Con el logrado contra Sevilla, ya suma 13 goles en la Liga y dos en la Copa, pero su aportación no se queda ahí, ya que el lunes, pese a intervenir menos que en otros encuentros, puso el centro del tanto de Llorente, fue objeto de un penalti que él mismo falló y también resultó determinante en el cuarto gol, el de Juan Carlos, ya que el balón le llegó al extremo tras el rechace del portero después de lanzar él la pena máxima. Más productividad, imposible.

La afición le transmite su apoyo en cada encuentro, incluso fuera de casa, como ocurrió en Granada. Pretende que el ariete se sienta querido y valorado, algo que puede influir en la decisión que tome al final de temporada. Los cánticos comenzaron a ser importantes hace ya un mes, pero en los últimos encuentros aparecen de una forma recurrente y ya siempre hacen referencia a la posibilidad de que abandone el equipo en junio. «¡Sandro, quédate; Sandro, quédate..!», gritan los seguidores malaguistas una y otra vez en cada partido, sobre todo en el último.

La situación contractual de Sandro permite tener dudas sobre su futuro, ya que la cláusula de rescisión que figura en los documentos firmados en su día es de seis millones, una cifra que seguramente estarían dispuestos a aportar numerosos clubes españoles y extranjeros tras analizar la trayectoria del jugador en el Málaga. El delantero llegó libre desde el Barcelona, lo que mermó de una forma ostensible las posibilidades de negociar esta cantidad por parte de la entidad de Martiricos. Se conoce abiertamente el interés del Tottenham por el futbolista, pero hay muchos más que siguen apareciendo de una forma directa o indirecta.

El propio Míchel abrió el ‘caso Sandro’ al asegurar que pagaría una parte de su sueldo para que siguiera, lo que dejaba entrever las dificultades existentes para que continuara. Pero el técnico matizó estas palabras después al afirmar que comenzaba a confiar en que pudiera quedarse, sin ocultar que será complicado. Está claro que el ariete se marchará si quiere, igual que pudo hacerlo en el mercado invernal y apostó por permanecer en la plantilla. Primará el plano deportivo en su decisión y posiblemente también tenga peso el cariño que está recibiendo tanto por parte de la afición como dentro del propio vestuario.

Esperanza en su continuidad

El propio Recio, el único malagueño de la plantilla profesional malaguista, habló ayer en la Cadena SER de este asunto y afirmó que cree su compañero Sandro «se quedará en el Málaga. Lo veo contento en el equipo», destacó el centrocampista, que está en su mejor momento de una temporada muy complicada para él por las numerosas lesiones que ha tenido que superar.

Ha nacido una estrella en pocos meses, un futbolista con una gran potencialidad y que está mejorando cada semana. Pese a que cada día está más vigilado, Sandro sigue destacando y exhibiendo sus virtudes en las peores circunstancias. Ante el equipo sevillista, fuerte y hasta duro en los marcajes, lo intentó desde el primer instante, aunque estaba demasiado solo al comienzo. Luego fue capaz de forzar el error de la defensa primero y después desplegó todo su arsenal, acompañado por su equipo, para pasar definitivamente por encima del conjunto de Sampaoli.

Sigue siendo curioso que Sandro haya marcado en diez de los once encuentros que ha ganado el Málaga hasta ahora (sólo faltó por estar lesionado en el triunfo contra Las Palmas, el único de la etapa de Marcelo Romero al frente del equipo). Sus trece tantos en la Liga, además, lo convierten en el séptimo máximo goleador del campeonato, el tercero entre los españoles: Messi (33), Suárez (36), Cristiano (20), Iago Aspas (17), Griezmann (16), Aduriz (15) y Sandro (13).

Estas excelentes condiciones colocan a Sandro como uno de los fijos de la selección para el Europeo sub-21 que se celebrará en Polonia entre el 16 y el 30 de junio. Albert Celades ya lo sigue de una forma directa y el sábado estuvo en La Rosaleda. Fue citado cuando cayó lesionado en Leganés, por lo que se perdió los encuentros ante Dinamarca e Italia, pero en esta ocasión parece claro que tiene un hueco en este combinado, en el que rivalizará con jugadores con Borja Mayoral, Williams, Jon Bautista, Carlos Castro o su excompañero Munir.

Desde el Málaga intentan convencer al jugador para que siga en el equipo, ya que Sandro tendrá más en cuenta su progresión deportiva que el dinero que ganará (que será mucho). El club, de esta forma, prepara una buena oferta para revisar su contrato cuando conozca el tope salarial con el objetivo de que continúe, al menos, la próxima temporada. Mientras tanto, al delantero le quedan todavía tres partidos para seguir creciendo y marcando goles. La próxima cita para el jugador y la afición será el domingo en La Rosaleda, contra el Celta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate