Diario Sur
Malaga CF

El Málaga se fija en Adrián, hijo de Míchel

Camacho y Adrián, esta temporada en La Rosaleda
Camacho y Adrián, esta temporada en La Rosaleda / Salvador Salas
  • Gusta por su polivalencia y Arnau comenzó a tantearlo en enero debido a que termina contrato en el Eibar

  • Su gran temporada lo ha convertido en uno de los futbolistas más interesantes para los clubes de la ‘clase media’ de Primera División

¿Volverá Míchel a entrenar a su hijo Adrián? La opción está encima de la mesa porque el medio punta es uno de los futbolistas en los que se ha fijado el Málaga, según adelantó aeyr la Cadena Cope. Su polivalencia y, sobre todo, el hecho de que acaba contrato en el Eibar provocaron que en enero ya fuera tanteado por el director deportivo, Francesc Arnau. Fuentes del club recalcan que es una opción más en una lista de una docena de nombres, aunque es evidente que su gran temporada en el conjunto armero lo convierte en más objetivo que otros futbolistas.

No es la primera vez que el Málaga se interesa por Adrián. Hace dos temporadas figuraba en una lista de candidatos a reforzar la plantilla que manejaba el entonces director deportivo, Mario Armando Husillos. Entonces, el hispanoargentino valoraba que es un jugador «multifuncional» (como él suele decir) e incluso conversó con el hoy entrenador blanquiazul, Míchel, como este reconoció en la entrevista con SUR a finales de marzo. El madrileño le remitió en aquella conversación al agente de su hijo. Después la opción quedó descartada.

Ahora vuelve a salir a la palestra el nombre de Adrián, precisamente cuando Míchel es el entrenador del Málaga. «¿Qué voy a decir yo de mi hijo? Diga lo que diga, voy a ser sospechoso...», ha comentado alguna vez el madrileño sobre este peculiar caso. Cabe recordar que en la temporada 1991-92 el fallecido José Luis Monreal entrenó a su hijo Antonio, aunque este ya formaba parte de la plantilla e incluso había debutado la temporada anterior con el primer equipo blanquiazul.

Segundo punta

Adrián es hoy por hoy uno de los futbolistas más interesantes para los clubes de la ‘clase media’ de la Liga, aquellos que tratan de pescar en el mercado de los jugadores que acaban contrato. El Málaga no ha sido el único que lo ha tanteado en los últimos meses –entre otros también se han interesado el Alavés o el Espanyol– y también ha sonado para equipos de la Bundesliga. A sus casi 29 años (los cumplirá dentro de tres semanas, el día 25) se ha consolidado como un futbolista que puede desenvolverse en varias funciones. Durante su trayectoria ha jugado como interior o extremo izquierdo, pero también ha actuado como acompañante del medio de contención (y en ocasiones en el Elche también como medio de contención). En el Eibar, a las órdenes de José Luis Mendilibar, ha rendido a un gran nivel como segundo punta, en una función muy similar a la que desempeña Pablo. Ahí ha mostrado su capacidad para asociarse a los compañeros, ha sacado partido a su tiro de media distancia con la zurda y ha aprovechado su llegada desde la segunda línea. Ha firmado siete goles, cuatro de penalti (es un consumado especialista desde el punto fatídico), y en especial ha contribuido a que compañeros como Sergi Enrich o Pedro León hayan estado también a un nivel altísimo.

En sus distintas manifestaciones Míchel ha subrayado que la política de fichajes es competencia exclusiva de Arnau, aunque lógicamente él también es consultado sobre las posibles incorporaciones. Como explicó SUR esta semana, la prioridad es contar con jugadores polivalentes, porque el técnico malaguista tiene la intención de alternar distintos sistemas durante la temporada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate