Diario Sur
Malaga CF

La Premier League estrecha el cerco sobre Pablo

Pablo, en el disparo a puerta que supuso el primer gol del Málaga el lunes ante el Sevilla.
Pablo, en el disparo a puerta que supuso el primer gol del Málaga el lunes ante el Sevilla. / Ñito Salas
  • Clubes que suelen apostar por jugadores jóvenes, como el Arsenal o el Tottenham, siguen los pasos del castellonense

  • Las noticias que llegan al Málaga apuntan que este interés sí es firme, y no tanto el del Valencia, que tendría que forzar la marcha de jugadores con poca salida en el mercado

El Málaga cuenta con dos futbolistas de moda en la recta final de Liga. Precisamente cuando varios equipos de Primera División se han caído paulatinamente en las últimas jornadas, el crecimiento del cuadro blanquiazul ha deparado que en el mercado suenen con fuerza dos nombres. El que más, obviamente, es Sandro (el bombón del mercado por su bajo precio, sólo seis millones). Pero conviene no perder de vista el caso de Pablo, porque a medida que pasan las semanas algunos clubes lo van situando entre sus primeras preferencias para la próxima temporada. La principal novedad en estos últimos días se centra en que la Premier League estrecha el cerco sobre el castellonense.

El crecimiento de Pablo en los dos últimos meses se ha basado en goles y en aportación al equipo, pero en los informes que manejan los clubes se valora otro aspecto: personalidad. Nadie puede discutir que en los momentos más complicados de la temporada el castellonense fue el que más tiró del Málaga en el terreno de juego. Ese era el paso que internamente se esperaba de él después de un primer año (el anterior) de adaptación a la máxima categoría. Fue una de las grandes virtudes que llevaron al director de La Academia, Manel Casanova, a centrar todos sus esfuerzos en incorporarlo años atrás (cuando se adelantó al Valencia y, sobre todo, al Espanyol) y fue también una de las cualidades exhibidas durante su etapa juvenil o en el Atlético Malagueño.

Dificultad

El club que había saltado a la palestra era el Valencia, pero en estos momentos las noticias que llegan al Málaga no se corresponden con esos comentarios sobre ese supuesto interés. La dificultad para la entidad levantina se centra en que en esa posición los jugadores de los que no quiere desprenderse sí tienen salida en el mercado mientras que a aquellos a los que querría sacar es difícil encontrarles acomodo porque no han dado el nivel deseado o porque su ficha es demasiado alta. Otra cuestión es que el nuevo entrenador (se supone que va a ser Quique Setién, que es la apuesta de la dirección deportiva) sí lo tenga en sus peticiones y en Mestalla tengan que echar el resto.

Por eso, a día de hoy los clubes que más interés muestran por Pablo son los ingleses. Y ahí, no hace falta recalcarlo, el factor económico siempre juega a su favor. El castellonense está en la agenda de algunos de ellos y de eso sí existe más constancia, incluso en el vestuario malaguista. Los tiros no van por los equipos de más peso de la Premier League –es decir, el City, el Manchester United o el Chelsea–, que buscan futbolistas más consolidados y, por lo tanto, más mediáticos en el mercado. Al medio centro blanquiazul se le relaciona más con conjuntos de un teórico ‘segundo nivel’. Y ahí, lógicamente, siempre entran en escena dos en particular, el Arsenal y el Tottenham.

No debe de extrañar que estos clubes incluyan en su agenda a Pablo, porque en ambos casos suelen optar por jugadores jóvenes para que se fogueen. El Arsenal (sexto clasificado y un escalón por debajo de tercero, cuarto y quinto) siempre ha sido un ejemplo a seguir bajo la dirección técnica de Arsene Wenger y es habitual que cada verano haga alguna apuesta de este tipo. En lo que respecta al Tottenham (el único que puede arrebatarle el título al Chelsea, del que está a cuatro puntos), no es un secreto que el conjunto liderado en la parcela deportiva por Mauricio Pochettino se ha destacado los últimos años por obtener un gran rendimiento con futbolistas en imparable crecimiento.

En ambos casos las características de Pablo, el tipo de jugador y su edad (21 años, cumplidos a finales de febrero) casan perfectamente con lo que habitualmente buscan clubes como el Arsenal o el Tottenham. Eso sí, tampoco debe descartarse la aparición de otros, como el Everton o el Southampton. La Premier suele manejar cantidades importantes de dinero y en lo que respecta al castellonense se considera en el mercado que podría tener un valor de 10 o 12 millones de euros. Cabe recordar que la cláusula de rescisión que figura en su contrato asciende a 20 millones.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate