Malaga CF

El Málaga cierra un acuerdo definitivo con Adrián por tres años más otro opcional

  • La negociación estaba encarrilada desde enero, antes de la llegada de su padre como técnico, pero se ha cerrado ahora por cuestiones del ‘salario Liga’

Tres temporadas más una cuarta opcional. Ese es el acuerdo definitivo al que ha llegado el Málaga con Adrián (hijo del actual entrenador, Míchel) para que se incorpore a la plantilla. Se trata de una negociación que estaba encarrilada desde enero y que se ha cerrado ahora por cuestiones del ‘salario Liga’ (el límite impuesto por LaLiga para el coste del equipo).

De este modo, Míchel y Adrián coincidirán por tercera vez en su trayectoria. La primera fue en el Castilla en Segunda División –coincidieron con el Málaga en la temporada del proceso concursal, la 2006-2007–, y la segunda, en el Getafe. El futbolista madrileño y otros compañeros estaban en el ostracismo con Víctor Muñoz en la campaña 2008-2009 cuando se produjo la llegada del hoy técnico blanquiazul a cinco jornadas del final. Míchel los recuperó a todos, lo que contribuyó a lograr la permanencia tras sumar ocho puntos en cinco partidos. En el ejercicio siguiente volvieron a coincidir padre e hijo en el cuadro azulón con 25 partidos disputados por parte de Adrián.

«Futbolista de vocación»

¿Y qué piensa Míchel de Adrián? En su primera entrevista como entrenador del Málaga, con este periódico (publicada el 23 de marzo), el técnico malaguista apuntó: «Es un futbolista de vocación. Lleva más de 200 partidos en Primera y no sé si muchos de mis jugadores... Él ha hecho su carrera. Es un futbolista con un recorrido parecido al mío. Él es más respetado en los vestuarios que en los medios, porque en los medios siempre ha surgido la comparación. Ahora Mendilibar le ha buscado una posición nueva. Es un jugador versátil. En el Elche jugó de medio centro ‘puro’, también ha jugado en el doble ‘pivote’, de medio punta, de delantero... Es un jugador que se está ganando la vida y que se está ganando la vida bien».

El director deportivo malaguista se fijó en Adrián durante el pasado invierno por varias razones. La principal, sin duda, que termina contrato en el Eibar. Pero además su polivalencia, que será incluso un factor más interesante debido al gusto de Míchel por no tener sistema fijo, y su edad. Del todavía jugador del cuadro armero se destaca ahora su madurez, su interpretación del juego, fruto de sus casi 29 años, otro detalle importante porque tiene experiencia en la Liga (hasta hoy, 213 partidos en Primera). Además, los que han compartido vestuario con él coinciden en destacar su profesionalidad y su compañerismo. Si alcanza la cifra de partidos estipulada en su contrato, el futbolista madrileño prolongará su vinculación hasta 2021.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate