Malaga CF

EL ÁRBITRO

MUY BUENA LABOR

Muy buena labor la que desarrolló el colegiado Del Cerro Grande. Desde el comienzo del partido dejó la impronta que lo distingue siempre con atención y el respeto que requiere dirigir un encuentro en la élite. Se esforzó en aplicar la ventaja, hecho que logró con mucha frecuencia, por el buen nivel físico que mantiene. Resolvió con rigor la tángana provocada por la actitud del técnico visitante al pisar dentro del terreno de juego y encararse con el malaguista Recio al determinar la expulsión del entrenador y la de otro técnico del Celta.

LO POSITIVO

Completó un buen trabajo en todas las parcelas, disciplinariamente con nota muy alta. Controló desde el inicio del encuentro la actitud bronca y nada deportiva del equipo vigués. En el primer tiempo amonestó a Lemos y más tarde a Jozabed, por reiterar en la protesta una acción de Ontiveros sobre Señé en la que el colegiado, al aplicar la ventaja, no determinó falta. El penalti no muestra discusión; el derribo de Sandro por parte del defensor Cabral lo vio Del Cerro por su cercanía. Pleno acierto que ni el jugador visitante reclamó.

LO NEGATIVO

Por destacar algo, la ayuda que recibió de su primer asistente Alonso Fernández, que provocó alguna descoordinación sobre todo en la indicación de saques de banda; en uno de ellos fue rectificado por el propio colegiado a instancia del cuarto árbitro, Ortiz Arias. Poco más que señalar. Cabe destacar la diligencia con la que resolvió la bronca del banquillo visitante. El colegiado, mientras se produjo, anotó los que intervinieron en ella y terminó amonestando a Camacho, a Recio y a Planas, además de las expulsiones comentadas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate