Diario Sur
Malaga CF

El futuro del Málaga pasa por Sandro y Camacho

Camacho bromeó en el entrenamiento de ayer con Sandro
Camacho bromeó en el entrenamiento de ayer con Sandro / Salvador Salas
  • La posible salida de uno, de los dos o de ninguno frena de momento la planificación del Málaga

  • Su continuidad o no es la clave para tener más o menos margen de maniobra debido al tope salarial y a que cuentan con las fichas más altas

La planificación del Málaga sigue su curso, pero al mismo tiempo permanece de momento estancada. Parece una contradicción, pero tiene su explicación. Aunque se suceden las gestiones y los contactos, a día de hoy la capacidad de maniobra está muy limitada. Manda el tope salarial fijado por LaLiga (más conocido en los clubes como ‘salario Liga’) y en lo que respecta a la entidad de Martiricos cualquier movimiento está sujeto en principio al futuro de dos jugadores, Sandro y Camacho, cuyos emolumentos marcan forzosamente la pauta. En función de lo que suceda con ellos (que no salga ninguno, que lo haga uno o que sean ambos), el club podrá moverse con más o menos libertad.

El Málaga está en la actualidad en una encrucijada. Puede avanzar en diversos frentes, en operaciones ya puestas en marcha, pero no tiene la opción de dar pasos definitivos. Sólo en caso de que la gestión sea muy beneficiosa (un objetivo cada vez más improbable) se cerraría. De ahí, por ejemplo, el deseo expuesto a Sandro y a su entorno de que adopten cuanto antes una decisión definitiva sobre su continuidad o su salida. Evidentemente, el futbolista tiene la sartén por el mango y no está obligado a comunicar su postura con premura, pero la cordial relación entre las partes puede favorecerlo.

Plan A

El plan A del Málaga pasa por la continuidad de los dos jugadores mejor pagados de la plantilla, Camacho y Sandro, como ha solicitado Míchel. El técnico ha presionado a ambos hasta la saciedad, aunque obviamente es consciente de que son dos jugadores bien vistos en el mercado y que en cualquier momento pueden recibir una propuesta económica muy interesante que los fuerce a plantearse su salida. Dado que ambos están en el umbral de los dos millones de sueldo por temporada, si ambos siguieran en el equipo los movimientos serían mínimos. Además, habría que tener en cuenta no ya el incremento de esas cantidades que perciben (no muy elevado), sino además la posible inversión del club para encontrar acomodo a futbolistas que no entran en los planes de futuro. En realidad, la situación sería casi idéntica a la vivida el pasado verano, cuando fue inviable incorporar al delantero centro de referencia previsto inicialmente en la planificación.

Plan B

El plan B se centra en que sólo se vaya uno de los dos. Y no es una cuestión menor cuál de los dos sea el que salga, porque no se trata exclusivamente de que se libere su ficha. A efectos del ‘salario Liga’ también influyen las cantidades por cualquier traspaso y, como ya es sobradamente conocido, la situación de Sandro no es la de Camacho. Por el canario el Málaga sólo ingresaría seis millones mientras por el centrocampista una hipotética venta le reportaría al club una cifra más alta. Eso sí, es obligado recordar que a última hora el presidente, Abdullah Al-Thani, se cerró en banda en la recta final del pasado mercado veraniego y no dio luz verde a la salida del centrocampista al West Bromwich. Este periódico adelantaba ayer que el interés del Valencia se mantiene después de un intento en diciembre con una propuesta de 12 millones. Cabe recordar que la cláusula del aragonés es de 18 millones. El hecho de que durante toda la temporada no se haya acometido la revisión de su contrato es otro aspecto que conviene no olvidar.

Plan C

El Málaga (y Míchel) también se pone en lo peor: que se marchen Sandro y Camacho (siempre, cabe recalcarlo, que en el caso de este último se acceda a su salida por un precio inferior al fijado en su cláusula de rescisión). En esa tesitura no cabe duda de que el club tendría un gran margen de maniobra, tanto por la cuestión salarial (serían cuatro millones para las fichas) como por el ingreso recibido (en torno a 20 millones). Pero es obvio que obligaría al club a buscar futbolistas de referencia en ambas posiciones y, por lo tanto, nada baratos. En este sentido, Míchel ya se expresó con sinceridad a finales de marzo en la entrevista con SUR: «Ya sé que el año próximo igual me quitan a un par de jugadores, pero lo importante será que tengamos los repuestos con ese dinero que vamos a recibir». Por eso, el club tiene previstos movimientos en función de cada uno de los tres planes establecidos.

...Y el 'caso Pablo'

Evidentemente, los nombres propios del Málaga son Camacho y Sandro, pero no se puede obviar el interés de distintos conjuntos (sobre todo, de la Premier League inglesa) en Pablo. El caso del volante castellonense también hay que tenerlo en cuenta con vistas a la configuración de la próxima plantilla. Es cierto que no tiene, ni por asomo, una ficha tan elevada como los dos compañeros citados, pero, de producirse un traspaso, la principal consecuencia sería un incremento en el ‘salario Liga’ gracias al ingreso que se genere.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate