Diario Sur
Malaga CF

Desde fuera... y no marcó Sandro

Sandro, en un partido anterior.
Sandro, en un partido anterior. / Efe
  • El Málaga sigue intimidando con sus tiros desde la frontal. Ayer volvió a marcar, por partida doble... y no lo hizo el canario

Desde luego, resulta extraño que el Málaga marque dos goles desde fuera del área y que ninguno lleve el sello de Sandro. De un tiempo a esta parte el equipo blanquiazul ha encontrado otro valioso argumento ofensivo, uno que casi estaba en el olvido para los aficionados malaguistas. Juan Carlos ya ha dejado alguna muestra, pero Recio volvió por sus fueros y recordó a aquel futbolista que lo intentaba mucho, y con gran éxito, en su etapa como juvenil.

El Málaga va a terminar la temporada como un cohete. Ahí están sus números, su juego, su confianza... Pero también acaba con perspectivas inmejorables para la próxima temporada. Todavía no ha concluido esta, y los aficionados ya se frotan las manos para lo que vendrá desde finales de agosto. Ven tantos aspectos positivos, tanto crecimiento en determinados hombres, tanta mejoría en no pocas facetas del juego, que el optimismo se ha disparado.

La diferencia es sencilla: antes, cuando le marcaban al Málaga, ya se veía casi perdido el partido; ahora, cuando sucede, impera la confianza. Míchel sabe que el equipo todavía tiene muchísimo margen de mejora, pero está satisfecho del camino recorrido y su preocupación está centrada en los jugadores que puedan marcharse vía traspaso o cláusula de rescisión. No le gustaría perder tanto de lo ya conseguido en estas semanas.

La mejoría del Málaga se sostiene en el juego, como ya predijo Míchel el primer día, pero también en la clara evolución de determinados jugadores y además de situaciones que antes no se aprovechaban. De no ser por Sandro, la temporada habría pasado sin que el equipo hubiera intentado el disparo desde lejos. El canario se ha destapado ante el mundo entero como un futbolista con un tiro potente que es capaz de desnivelar partidos. Y parece como si hubiera producido un efecto contagio. Pablo, Ontiveros, Juan Carlos, Recio... Ahora se intenta mucho más y, sobre todo, con una enorme convicción. Los goles se suceden.

Ese es otro argumento para confiar en el Málaga... y será otro argumento que deberá vigilar el Real Madrid el próximo domingo. Salvo derrota el miércoles en Vigo, el conjunto blanco llegará a la cita en La Rosaleda dependiendo de sí mismo para lograr el título liguero. Podría bastarle un punto (si venciera en Balaídos) o se vería forzado a ganar (si empatara). El equipo blanquiazul va a llegar con sus mejores hombres, porque ayer los jugadores apercibidos que participaron en el encuentro no vieron amarilla. Eran nada menos que Recio y Sandro, importantísimos en este tramo final. También estará Camacho, que sí causó baja en Anoeta por esa razón y tampoco quiere faltar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate