Diario Sur
Malaga CF

Locos por una entrada para La Rosaleda

Imagen de las gradas de La Rosaleda repletas en el choque ante Barcelona, algo que ocurrirá contra el Real Madrid
Imagen de las gradas de La Rosaleda repletas en el choque ante Barcelona, algo que ocurrirá contra el Real Madrid / Ñito Salas
  • La reventa para el Málaga-Real Madrid del domingo se dispara y apunta ya a nuevos récords

  • Muchos abonados del equipo blanquiazul ‘ceden’ sus carnés en Internet a precios que en algún caso llega ya a los 1.500 euros

La expectación del Málaga-Real Madrid va a más con el paso de las horas, lo que ha provocado que se haya disparado ya la reventa de entradas o abonos. La posibilidad de que el equipo blanco pueda conseguir el título en La Rosaleda ha lanzado a muchos de sus aficionados a pagar cualquier cantidad por hacerse con un asiento en el estadio de Martiricos. Pero este desbocado interés, incluso, puede ir a más esta noche si el conjunto de Zidane sale victorioso ante el Celta en Vigo o, incluso, si lograra sólo un empate.

Hace más de una semana que se acabaron las entradas que puso a la venta el Málaga para asistir a este encuentro, por lo que todos los intentos de compra se centran ahora exclusivamente en la reventa. El mayor caladero para los madridistas que piensan acudir a La Rosaleda se centrará en los abonados malaguistas que han decidido vender su carné para este encuentro, que, además, es el último de la temporada, por lo que no corren riesgos de pérdida o directamente substracción. Los anuncios en los portales de Internet son masivos estos días ofreciendo esta opción en casi todas las zonas del campo.

Altos costes

La locura por una entrada para este encuentro ha llevado a que el dinero que piden quienes disponen de un carné sea mayor a medida que se acerca el partido. Los precios son muy variados, pero el máximo llegó ayer a 1.500 euros por un asiento en la primera fila del estadio, al lado del césped. Pero el resto de las ofertas son muy variadas, si bien el coste es mucho mayor si el abono está en la zona baja, cerca del terreno de juego. Esta excepcionalidad provocará que en el estadio haya aficionados del equipo rival casi en todas las gradas del campo. Lo que no se puede calcular es el número, pero seguramente será el más importante de los últimos años.

Las entradas ya están agotadas para el domingo

Las entradas ya están agotadas para el domingo / Salvador Salas

Los aficionados madridistas acudirán a La Rosaleda a la espera de que su equipo gane o empate (siempre que logre el triunfo hoy), pero no lo tendrá tan fácil como algunos aficionados blancos creen. Desde el Málaga, concretamente desde su plantilla, se insiste una y otra vez en que buscarán el triunfo y que todo el mundo confíe en su profesionalidad. Las miradas van a estar centradas en el conjunto malagueño, que ha completado una trayectoria espectacular en las últimas jornadas del campeonato. En cualquier caso, el cuerpo técnico y los futbolistas pretenden hablar lo mínimo posible estos días para evitar la polémica, como ha ocurrido días y semanas atrás.

En el caso de que el Madrid se proclame campeón, no sería el primer equipo que le ocurre esto en La Rosaleda. El precedente más cercano hay que buscarlo en el triunfo del Valencia en Martiricos (0-2), lo que le permitió al equipo levantino ganar la Liga, precisamente con el exmalaguista Rufete en su equipo hace quince años. Después, pocas campañas atrás, existía esa posibilidad precisamente también contra el Madrid como protagonista, aunque el Barcelona tenía ventaja y dependía de sí mismo. Pero en aquel caso la situación sí era dramática para el conjunto blanquiazul, ya que el equipo malagueño se jugaba el descenso. Al final, el empate que se registró sirvió para que los locales consiguieran su objetivo ante su público, si bien el conjunto blanco se quedó en aquel caso sin el título.

El Málaga, por su parte, tiene muy complicado controlar este tipo de prácticas de sus aficionados. En principio, es ilegal vender el carné, pero no lo es cederlo a alguien. El club no puede demostrar que se haya comercializado con el abono, es casi imposible. Sí estará pendiente de que no exista fraude en las categorías de los socios; por ejemplo, que un adulto no entre con el carné de un niño. Y también investigará si se produce una duplicidad de algún abono.

Es previsible que la escalada de reventa de entradas continúe en las próximas horas y se intensifique si el Madrid no pierde esta noche, ya que la demanda es muy alta, lo que está provocando que cada día exista más oferta, como se puede ver en distintas páginas web que ofrecen abiertamente este tipo de cesiones de carnés para el choque del domingo, que acapara toda la atención tanto desde Madrid como desde Barcelona.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate