Malaga CF

Isco, el reclamo de la afición

video

Isco, a su llegada a la Rosaleda. / Foto: Ñito Salas | Vídeo: M. Rivas

  • El Real Madrid ya se concentra en el Gran Hotel Miramar, arropado por más de doscientos seguidores

Alrededor de dos centenares de personas se han agolpado al Real Madrid este mediodía a las puertas del Gran Hotel Miramar, preparados para acoger la llegada del equipo en el día en que se juega ser campeón de Liga. Eso sí, ante un Málaga que no le pondrá las cosas nada fácil, como ya ha sentenciado Míchel en más de una ocasión. Como era de esperar, había un nombre que resonaba con más fuerza entre los aficionados. Ese era el de Isco, aclamado a su llegada.

El malagueño, en un día especial por el regreso a su tierra y al estadio que le vio crecer, se convirtió en el centro de atención para las cámaras que acudieron a la llegada y también para niños y adultos que vestían su dorsal mientras coreaban "Isco, Isco". Atendiendo al detalle, cabe destacar que su nombre lo lucían tanto madridistas como malaguistas, que tambien se dejaron ver por la zona con la camiseta blanquiazul y su nombre a la espalda. Uno tras uno, los jugadores fueron bajando del autobús, con Florentino Pérez siempre a la cabeza, y pasando al hotel, donde firmarían autógrafos a algunos aficionados. Así Nacho, Marcelo, Sergio Ramos, Bale, Kroos o Modric, Cristiano... y por supuesto Zidane y también Butragueño.

Llegada de los jugadores del Madrid al aeropuerto malagueño.

Llegada de los jugadores del Madrid al aeropuerto malagueño. / SUR

Todos aparentemente concentrados y con gesto serio cara al encuentro de esta noche... Pero nada hizo que se frenara el momento de Isco, que fue el único junto a Kross que se paró a firmar algunos autógrafos en la entrada del hotel. Así, arropado por la afición, entró el equipo al hotel, horas antes de su última oportunidad para hacerse con el título de Liga. Por su parte les tocará empatar o ganar contra el Málaga si quieren ser campeones, mientras por parte de los de Míchel, les tocará demostrar que todavía están dispuestos a dar guerra en el campo.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate