Diario Sur
Malaga CF

El Málaga, a lo suyo

Camacho y Keko, en un entrenamiento en estos días.
Camacho y Keko, en un entrenamiento en estos días. / Salvador Salas
  • El equipo blanquiazul intentará sumar los tres puntos para seguir undécimo y evitar las suspicacias en un partido de despedida de la temporada en el que el Madrid se juega la Liga

Llega el final del campeonato cargado de exigencias desde algunos clubes y con muchas imposiciones para el Málaga, que ya enmendó su pésima trayectoria en su momento. Parece como si el equipo blanquiazul tuviera que solucionar los problemas del Madrid o el Barcelona en el último partido, un auténtico juez para decidir quién gana la Liga. Parece que el cuadro blanquiazul no puede tener personalidad, necesidades, sentimientos..., sino que debe ponerse al servicio a uno de los ‘grandes’ dejándose perder o ganando a toda costa. Parece que el cuadro de Martiricos no puede despedirse de sus aficionados tras una complicada temporada ni tampoco despedir a sus históricos jugadores que ya no seguirán la próxima campaña. Estos, si juegan, deberán esprintar al ser sustituidos, sin ser aplaudidos ni aplaudir, para que no sospechen en Barcelona ni Madrid, dependiendo del resultado en ese momento. Parece, en resumen, que no juega el Málaga, sino un equipo autómata dirigido desde fuera. De ahí que, ante el fuego cruzado, el cuadro malaguista irá a lo suyo, buscará los tres puntos, como cada semana, para quedarse en la undécima plaza y también intentará ofrecer el mejor colofón posible a una campaña irregular y, por momentos, angustiosa, en la que algunos futbolistas dirán adiós.

Aunque no pueda evadirse del todo del ruido externo, tendrá que mostrar su profesionalidad, intentando frenar a un rival que se juega el título de Liga (necesita sumar un punto para conseguirlo). Es previsible que Míchel utilice de nuevo un sistema de juego algo más defensivo, con cinco jugadores atrás, como ya ha hecho con gran éxito en numerosas ocasiones (no siempre). Tiene la baja de Llorente, que está cedido por el Madrid y no puede enfrentarse al conjunto blanco por la conocida como ‘cláusula del miedo’, y también de dos de los venezolanos, los intervenidos quirúrgicamente Juanpi y Rosales, además de los lesionados de larga duración, Koné y Kuzmanovic, y Peñaranda, que está con su selección en el Mundial sub-20.

Regreso de Camacho

Míchel recupera a Camacho, que se perdió el partido de San Sebastián por sanción, lo que le permitirá disponer de un once muy fuerte y competitivo. Las principales dudas radican en quién será el sustituto de Llorente, que teóricamente debería ser Demichelis, y también está la posibilidad de que Duda, que pese a todo tendrá que despedirse, fuera hasta titular en un partido de gran relevancia como este. Pero cualquier decisión del técnico será analizada con lupa para ver a quién beneficia, aunque el Málaga, a lo suyo, buscando el triunfo con profesionalidad.

Desde la perspectiva del público, muchos abonados están vendiendo sus carnés para buscarle rentabilidad a esta situación, algo que permitirá que haya miles de aficionados madridistas dispersos por el campo, al margen de la zona dedicada a los hinchas visitantes. Esta circunstancia especial hará que las sensaciones en el estadio sean diferentes a otros encuentros, pero nada tiene que ver con el rendimiento del equipo blanquiazul ni tampoco condicionará el resultado del partido. Ahora les toca a los futbolistas blanquiazules, que se olvidarán de su pasado, de sus simpatías y de las presiones que siguen recibiendo cada día, para ofrecer lo mejor sólo al equipo que les paga, que es el Málaga.

Y cuando quede todo resuelto, tras un par de días de polémicas, el Málaga pasará de nuevo a un segundo plano y ya no será protagonista en Madrid o Barcelona hasta otra ocasión similar. Pero desde el club y el equipo deberán pensar en seguir su evolución de forma autónoma. De ahí que ahora, como diría el propio Míchel, el Málaga, a lo suyo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate