Diario Sur
Malaga CF

PALCO 17

MISIÓN IMPOSIBLE Y PUNTO

El Real Madrid no dio lugar a la incógnita. Fue normal, sobre todo cuando nada más empezar el partido, Cristiano Ronaldo no dejó lugar a las dudas. Bueno, Cristiano e Isco, que con diferencia es el mejor jugador del equiopo blanco, y si Zidane no se ha dado cuenta es que no vale para esto, con todos mis respetos. El Madrid campeón de Liga gravita en torno al malagueño, que ha sido su alma fundamental en este tramo final de la temporada, incluso más que el portugués, aunque otra cosa es que alguien lo reconozca. El Málaga poco pudo hacer ante un rival que se jugaba la vida y el campeonato, y que llevaba cinco años de sequía. Eso es muy fuerte y pensar en un descalabro era una especie de quimera, entre otras cosas porque este Madrid no es el que perdió las dos ligas en Tenerife. El Málaga salía a cumplir con lo previsto, pero es que era difícil hacer otra cosa. Poner freno al campeón de Liga, que lleva una racha que da envidia, era complicado, porque hombre por hombre, puesto por puesto, la diferencia es abismal. Eso sí, el Málaga había levantado la expectación y la idea de que podía ponerle reparos al campeón, y eso ya es bastante. Este Málaga de Míchel no tiene nada que ver con el ridículo Málaga de ‘Gato’ Romero, de infausto recuerdo, porque su bagaje negativo nos impidió aspirar a algo más. Una pena, porque el Málaga merecía mucho más que lo que le ofreció el ‘Gato’, que casi nos hunde en la miseria. Por eso, este final de Liga ha sido muy bueno para un Málaga que recuperó la vida tras estar a pique de un repique... El partido tuvo poco que discutir, porque el Real Madrid luchaba por el campeonato y al Málaga le iba muy poco en el envite. Así era complicado que las cosas fueran de otra manera, ni más ni menos, porque la diferencia entre a lo que aspiraban unos y otros era abismal. Lástima que la Liga no haya tardado más en finalizar, porque este Málaga de Míchel es otra cosa y hubiéramos disfrutado un montón más. Un pena que esto se haya terminado tan pronto, pero esperar que el Málaga (o quien sea) le ganara a un Madrid que iba a por la Liga era un quimera, y así fue. La campaña que viene llegará pronto...

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate