Diario Sur
Malaga CF

Predominio de las decepciones entre los doce fichajes del curso

Koné
Koné / Málagacf.com
  • Luis Hernández y Sandro aportan las mejores prestaciones, con fiascos como los de Koné, Peñaranda y Santos

Más allá del papel determinante de Sandro, una operación deportiva muy rentable a pesar del inconveniente que implica ahora su cláusula de rescisión baja y la dificultad de hacer negocio con él, el nivel mayoritario de la docena de fichajes ha sido deficiente, uno de los factores que ha marcado el devenir del equipo.

Boyko (270 minutos)

Titular en tres partidos de la Liga y en dos de la Copa, el guardameta ucraniano no mostró el nivel exhibido en equipos anteriores. En los escasos choques que jugó no ganó puntos y recibió un elevado número de goles (trece en los cinco compromisos). Llegó avalado por Juande Ramos, que ya le tuvo en el Dnipro. Dado que la opción de compra es de seis millones, se da por seguro que no seguirá.

Llorente (2.028)

Claramente de menos a más. Sus inicios mostraron una preocupante falta de confianza, con desatenciones que costaron goles. Pagó no jugar junto a Weligton, en la pareja de centrales teóricamente perfilada en la planificación. Al final sí mostró su mejor versión junto a Luis Hernández, y de hecho se da por ultimada su continuidad otro año más a préstamo por el Real Madrid.

Koné (603)

Una decepción. Un fichaje que nunca entró por los ojos de la afición malaguista y que acabó condenado tras un mal partido en el Vicente Calderón (4-2). Ya no jugó más. Pareció lento, con una sensación de apatía o de suficiencia, y con poco rigor táctico. Se pasó lesionado más de media campaña por un problema en el tendón de Aquiles. Puede salir.

Luis Hernández (1.589)

Probablemente, la mejor incorporación después de Sandro. Una dura negociación con el Leicester en enero permitió su llegada hasta 2020. Pese a algunos errores puntuales (como el del domingo en el 0-1 del Real Madrid) ha levantado el nivel de la defensa y rebajado la cifra de goles en contra. Ha demostrado mucha personalidad y dotes de mando, y su potente saque de banda también abre otras vías en ataque.

Demichelis (675)

De más a menos, porque formó inicialmente una buena pareja junto a Luis Hernández tras su llegada en invierno. Pese a su jerarquía, era notorio que llegaba en el final de su carrera y lejos de su mejor nivel. Le marcó la derrota ante el Alavés (1-2), con dos fallos que le llevaron al banco. Ha colgado las botas.

Kuzmanovic (225)

Un visto y no visto, porque sólo ha podido participar en cuatro partidos por una degeneración parcial en el tendón de Aquiles. Agradó en sus apariciones, porque mostró criterio con el balón, pese a que aparenta ser un jugador algo desgarbado. De haber estado exento de problemas físicos, podía haber sido un fijo.

José Rodríguez (456)

Llegado en invierno del Mainz, comenzó jugando, aunque más por la ausencia de alternativas en su posición. Su mejor tono se vio en Villarreal y ante Las Palmas, pero acabó fuera del equipo por mostrarse plano y sin asumir demasiada responsabilidad con el balón. Por eso apenas ha contado en el tramo final, y más al volver Recio.

Keko (1.049)

Dio un paso atrás respecto al nivel exhibido con el Eibar. Comenzó el curso lejos de su mejor forma física y tardó en recuperarse de una lesión muscular, con varias recaídas. De hecho, su mejor actuación fue en el primer tiempo ante Las Palmas (2-1), ya en la segunda vuelta. Mejoró con Míchel, que también le probó de punta, pero sin llegar a justificar la alta inversión.

Jony (1.281)

Muy discreta temporada, exenta de una gran actuación. Con Juande pareció marcado tras ser relevado ante el Sporting en la primera parte, y pareció pesarle en exceso la situación clasificatoria. Contó más con Míchel, pero el jugador franquicia del Sporting hace dos años sólo ha dejado dos goles y una ‘asistencia’ este curso.

Peñaranda (181)

Un fiasco. Llegó en invierno del Udinese, avalado por su papel en el Granada meses antes y jugó en punta o en la banda pero pronto se quedó al margen sin que mostrase una actitud adecuada para los entrenadores.

Santos (733)

Decepcionante. Un fichaje muy caro que sólo ha jugado en catorce partidos, en ocho de titular. Marcó tres goles, pero falló un penalti claro en Pamplona. Sólo con Romero disfrutó de continuidad, y lo que ha sido irreprochable es su enorme capacidad de trabajo.

Sandro (2.314)

Líder del equipo con catorce goles. No es un cabeceador, pero ha sorprendido con una faceta desconocida: su golpeo a balón parado, de los mejores de la Liga. Sus catorce goles se repartieron de forma espaciada, y muchos de ellos fueron decisivos en los encuentros. Luchador y con un compromiso indudable.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate