Diario Sur
Malaga CF

El Atlético medita incluir a alguno de sus cedidos para abaratar el coste de Sandro

Vietto celebra un gol frente al Atlético de Madrid durante su etapa en el Villarreal.
Vietto celebra un gol frente al Atlético de Madrid durante su etapa en el Villarreal. / Efe
  • Futbolistas como Vietto o Santos Borré no cumplieron las expectativas la pasada campaña en sus equipos y el club madrileño puede buscarles salida

El Málaga está deseoso de que acabe de una vez por todas el ‘caso Sandro’... aunque todavía no haya comenzado. De momento siguen sin producirse los contactos entre el Atlético (con el que el delantero tiene cerrado un acuerdo) y el club de La Rosaleda. Eso sí, dentro de los escenarios que pueden producirse en las próximas horas conviene incluir otro: la posibilidad de que la entidad rojiblanca incluya a alguno de sus diez cedidos para tratar de abaratar  el coste del fichaje del canario y de su posterior préstamo durante los primeros cuatro meses de competición.

Que Sandro jugará en el Atlético de Madrid es algo que ya nadie cuestiona. Lo hará desde el 1 de enero, porque con anterioridad no podrá ser inscrito debido a la sanción de la FIFA, ratificada por el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), de prohibirle contar con nuevos jugadores durante una ‘ventana’ de fichajes (en este caso, el mercado veraniego). En este capítulo no se incluye a aquellos que ya fueron inscritos en su día como futbolistas rojiblancos y que posteriormente recalaron en otros equipos a modo de préstamo; en concreto, once (aunque en realidad son diez porque el delantero Héctor, que ha estado en el Albacete, acaba contrato).

Sí o sí al Atlético

El Málaga está atado de pies y manos, como explicaba ayer este periódico, porque está a expensas de lo que decidan hacer Sandro y el Atlético. El jugador y su representante, Ginés Carvajal, buscan por encima de todo no perjudicar al club de La Rosaleda después de la apuesta decidida por el canario y el trato recibido durante toda la temporada, pero otra cuestión será la fórmula que emplee el club madrileño para llevárselo. Lo que está claro es que el punta pertenecerá sí o sí al equipo rojiblanco dentro de muy poco tiempo pese a que algunas propuestas recibidas desde Inglaterra eran más importantes desde el punto de vista económico.

El camino más sencillo sería el pago de la cláusula de rescisión del futbolista (cifrado en seis millones), pero los dirigentes rojiblancos no tienen muy claro que sea viable comprar a un futbolista y simular un traspaso a otro equipo (las cesiones como tales están prohibidas) con una recompra con fecha 1 de enero. De ahí que parezca más sencillo dejar a Sandro en el Málaga durante los primeros cuatro meses de competición –un aspecto en el que está de acuerdo el futbolista, que no desea estar sin competir durante ese periodo– y pactar la compra del canario por la cantidad estipulada en el contrato de este con la entidad de Martiricos.

El Málaga (a través de su entrenador, Míchel) vería con buenos ojos la opción de contar con Sandro durante cuatro meses, pero es obvio que tanto el técnico como los dirigentes del club desean que esta operación sea ventajosa en dos aspectos que van unidos de la mano, el económico y el deportivo. De un lado, es prioritario contar con el ingreso por la marcha del canario (en su totalidad o sólo una parte) para cubrirse las espaldas cara a la segunda parte del campeonato; es decir, tener la opción de invertir ahora en otro futbolista de nivel para la línea de ataque, y no tener que buscar una alternativa al canario en el siempre complicado mercado invernal. Pero además se requiere un acuerdo entre las partes respecto al pago de la ficha del punta, porque esta situación influye (y mucho en este caso) en el tope salarial asignado inicialmente al Málaga por LaLiga.

Operación compleja

No se trata de una operación fácil porque deben acordarse diferentes puntos, así que el Atlético medita incluir a alguno de sus jugadores cedidos para abaratar el coste. No obstante, si se analiza la lista (compuesta por diez nombres), no son en su mayoría significativos. Probablemente si en esa relación estuviera Borja Bastón el panorama cambiaría, pero el delantero fue traspasado al Swansea el pasado agosto por 18 millones de euros sin que en el acuerdo se incluyera opción de recompra para el equipo madrileño.

De esa decena de opciones destaca especialmente el nombre de Vietto, el delantero argentino fichado del Villarreal que no ha terminado de cuajar en el Sevilla y por el que algunos clubes ya le han preguntado al Atlético. Otro atacante perteneciente al club madrileño y que con toda seguridad no entrará en los planes de Diego Simeone es el colombiano Santos Borré, que ha pasado sin pena ni gloria por el Villarreal. Sí puede tener posibilidades uno de los futbolistas revelación en Segunda, el joven punta senegalés Amath, que está deslumbrando en el Tenerife y de momento ha superado la docena de goles.

El resto de los cedidos por el Atlético son el guardameta argentino Axel Werner (Boca Juniors), los laterales Manquillo (Sunderland) y Siqueira (Valencia), el central uruguayo Velázquez (Braga), el medio centro ghanés Mensah (Vitoria Guimaraes), el centrocampista Kranevitter (Sevilla) y el medio punta portugués Diogo Jota (Oporto). De todos ellos, este es el que mejor rendimiento ha ofrecido durante la teporada recién concluida.

 El Málaga continúa a la espera de movimientos en el ‘caso Sandro’, aunque tiene asumida la marcha del futbolista desde hace semanas y prosigue con relativa normalidad con la planificación de la plantilla para la próxima temporada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate