Diario Sur
Malaga CF

Directo | El Malagueño, obligado a ganar en las semifinales

Wojcik, en una acción del duelo de ida.
Wojcik, en una acción del duelo de ida. / Opta
  • Tras el 0-0 de la ida en Ibiza, el filial confía en sus recursos técnicos y en el apoyo en un campo lleno para superar al Peña Deportiva

El Atlético Malagueño está obligado a ganar esta tarde (18.30 horas), en el partido de vuelta de las semifinales de la fase de ascenso a Segunda B. Con un lleno en las gradas del campo de la Federación (en Cortijo Alto), el 0-0 de la ida hace una semana, en Ibiza, no permite apenas otro resultado, salvo una hipotética prórroga en otro duelo sin goles. Ahora bien, las cosas han cambiado, ya que esta vez el partido decisivo –no como en Segovia, en la primera eliminatoria jugada, que se perdió– se disputará en casa, y Ruano cuenta con la mayoría de sus efectivos ante el Peña Deportiva Ibiza.

Las cuentas están claras, el Malagueño debe imponerse a su rival. Sin embargo, el Peña Deportiva Ibiza fue capaz de contrarrestar el juego ofensivo de los blanquiazules, con una línea de tres centrales, la compuesta por Borja Navarro, Pau Pomar y Rubén Martínez, que cumplieron de manera sobresaliente. Además, la presión adelantada también funcionó en muchas fases del partido de ida, así que Dani Mori podría optar por la misma estructura táctica para contrarrestar al equipo filial.

Regreso de Luis y Mula

En el Malagueño, después del tropiezo ante la Segoviana, se confía en resolver esta penúltima criba con una actuación convincente. Ruano, tras su sanción, podrá volver a sentarse en el banquillo, de la misma forma que el central Luis y el extremo Mula vuelven a estar disponibles por el mismo motivo.

El conjunto que entrena Ruano, liderado en el campo por Ontiveros, saldrá con toda la carne puesta en el asador, y buscará la portería rival desde el minuto uno, aunque el entrenador admitió que «vamos a estar tranquilos, sin volvernos locos». Los abonados del club, que desde el jueves pudieron retirar sus entradas a un euro, serán una pieza clave, y que se espera que el lleno en el campo de la Federación sea un aspecto decisivo en el desarrollo del choque.

De nuevo el fútbol da una segunda oportunidad al filial malaguista, que tiene le lección aprendida de lo acaecido en Segovia. Si consigue pasar, volverá a estar a sólo una eliminatoria de la ansiada Segunda B, una categoría más acorde a la calidad que atesoran las botas de los jugadores que componen la plantilla y en la que hace una década que no juega.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate