Malaga CF

El Málaga, a cicatrizar una herida

Baysse, que esta temporada ha sido capitán del Niza.
Baysse, que esta temporada ha sido capitán del Niza. / AFP
  • Recompondrá la zaga con dos centrales tras los males defensivos en casi toda la última campaña

  • Baysse se acerca a la entidad de La Rosaleda, pero será necesario un segundo refuerzo tras haber encajado la pasada campaña 20 goles más

Los problemas en la zaga malaguista durante los dos primeros tercios de la pasada campaña recordaron la importancia de la seguridad de una pareja de centrales consolidada o el valor de un equipo equilibrado defensivamente, que saca así valor de su aportación realizadora. El Málaga sufrió más de lo habitual en su zona de cobertura, con errores puntuales y dificultades que no se habían vivido en el ciclo actual en Primera, o incluso con sus siglas de hoy. Tradicionalmente, hubo poco de lo que quejarse en este capítulo, con una sucesión de jugadores que vinieron ofreciendo garantías: los Bravo, Larrainzar, Litos, Fernando Sanz, Weligton, Hélder Rosário, Demichelis, Mathijsen, Sergio Sánchez o Angeleri.

Sin embargo, el Málaga encajó veinte goles más la pasada campaña que en el último curso con Gracia (55 frente a 35). El desarrollo de la temporada estuvo marcado por la salida veraniega de Albentosa, con el que a la postre no hubo acuerdo económico, los problemas físicos de Weligton, que apenas jugó dos partidos y al que se le dio la baja en enero para abrir hueco a fichajes, y las dudas sobre el rendimiento de Llorente y Koné, los dos fichajes. El primero estaba llamado a formar la pareja titular con el brasileño, pero a la postre se le vio superado por la presión junto a otros compañeros menos expertos en el eje de la zaga. No fue hasta el tramo final de la Liga, junto a Luis Hernández, cuando mostró su mejor versión.

Ahora el Málaga se dispone a cicatrizar la herida. Precisamente es Luis Hernández el jugador llamado a liderar la defensa, ya sin Llorente, tras aceptar el Real Madrid una oferta de traspaso de la Real Sociedad (aún no ha sido anunciado oficialmente) y sin opciones algunas de que continúe Koné. Esto obliga al Málaga a fichar un especialista más en el puesto, dos en lugar de uno, como se preveía inicialmente, pero además con un perfil muy concreto. Uno de los objetivos parte con la vitola de titular. Tiene nombre (Paul) y apellidos (Baysse) y mucha experiencia en la élite, a sus 29 años.

Es el fichaje que se intuye más cercano –más allá del cerrado con Adrián y de la opción apalabrada con el meta Roberto–. Baysse, no ha salido de la Liga francesa, pero ha crecido en su carrera hasta haber completado en el Niza la mejor de su carrera. Cierto es que no pasó apenas de una veintena de partidos, debido a varias lesiones, pero su equipo fue la revelación de la Ligue 1 y peleó hasta muy entrado el campeonato por el título con el Mónaco y el París Saint-Germain.

Diego Llorente no seguirá en el Málaga.

Diego Llorente no seguirá en el Málaga.

Baysse, con el que la dirección deportiva del club prefiere ser cauto aún cara a considerar cerrada la operación, no llegó a un acuerdo económico con el Niza, con el que acabó contrato. La seducción de jugar en la liga más fuerte en Europa ha debido pesar a la hora de decantarse por el Málaga, que en los últimos meses siempre ha seguido muy de cerca este mercado. La experiencia reciente de su entrenador, Míchel, en el Olympique de Marsella, ha tenido también mucho que ver, porque la previsible incorporación también tiene su aval.

Junto a la dificultad que conllevaba incorporar a un central para formar pareja con Luis Hernández que dé el nivel exigido y que sea una contratación asequible, el Málaga tiene que hilar fino también respecto a la segunda necesidad en este puesto. Aquí se pretende un jugador más polivalente y seguramente más joven, con posibilidad de crecer como malaguista y que resuelva también necesidad puntuales en algunos de los laterales. A priori, un jugador que no tiene asegurado jugar con tanta facilidad.

En la planificación de una plantilla de cualquier director deportivo siempre hay la necesidad de disponer de dos jugadores por puesto. Para completar su pizarra siempre hay excepciones en la defensa. Al menos en la del Málaga en los últimos años, gracias a la polivalencia de Torres. Esto concede más margen. Como teórico lateral, completaría el cupo con Rosales por la derecha, con Ricca y Juan Carlos en la izquierda, aunque Míchel haya empleado con asiduidad una defensa con ‘carrileros’ o haya situado a ‘Juankar’ a veces como volante.

Además, queda por resolver el rol de Mikel y Luis. Con el primero en principio no se cuenta, pero podría tener opciones al comienzo de la pretemporada si no se cierran los dos fichajes de centrales con celeridad. Mientras, Luis ejercerá como cuarta o quinta opción. En todo caso, en el club existe una gran confianza en la progresión de éste, que podría estar ante la temporada de su afianzamiento en la plantilla.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate