Ontiveros tendrá que pasar por el quirófano por la pubalgia

Ontiveros, en un reciente entrenamiento.
Ontiveros, en un reciente entrenamiento. / Ñito Salas

El jugador y responsables del Málaga tomaron la decisión de que fuera intervenido tras la visita del futbolista al doctor Cugat ayer en Barcelona

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El extremo del filial del Málaga Ontiveros, que en los últimos meses ha disfrutado de muchos minutos en el primer equipo, tendrá que pasar por el quirófano en los próximos días, según pudo saber anoche este periódico de fuentes de la entidad. El futbolista, de sólo 19 años, sufre una pubalgia que está lastrando su rendimiento en las últimas semanas, lo que finalmente llevó a tomar la decisión de apostar por una intervención que pueda acabar definitivamente con el problema.

El joven canterano, después de estas permanentes molestias de pubis, acudió ayer a Barcelona para visitar al doctor Cugat (médico del Hospital Quirón al que recurren los jugadores del Málaga tras el acuerdo cerrado años atrás) y así disponer de una segunda opinión médica que permitiera al club y al propio jugador tomar una decisión sobre la forma de tratar esta compleja dolencia. Y la recomendación estuvo encaminada a una intervención quirúrgica, algo que se acordó posteriormente y que ahora se está gestionando para que se realice lo antes posible.

Baja en el filial

El atacante del Malagueño, de esta forma, no podrá tomar parte en los dos encuentros que le quedan al filial, ambos de la eliminatoria contra el conjunto madrileño del Adarve (el primero será el domingo a las 18.00 horas a domicilio), en su lucha por ascender a Segunda B. Dejó el primer equipo para ayudar al filial en estos compromisos decisivos, pero su aportación no fue la que se esperaba, como se pudo comprobar en el choque de la semana anterior contra la Peña Deportiva de Ibiza (tuvo que ser sustituido al comienzo de la segunda parte).

A partir de ahora habrá que estar pendientes de la recuperación de Ontiveros de esta operación de pubis, que curiosamente ya se han realizado en la temporada que se acaba de finalizar otros dos compañeros suyos (los venezolanos Rosales y Juanpi), cuyo periodo de baja será de unos dos meses, aproximadamente. Es previsible que, en el caso de pasar por el quirófano de inmediato, su regreso pueda llegar para el comienzo del próximo campeonato, para el final de agosto.

Esta ausencia es un contratiempo muy importante para elAtlético Malagueño, ya que también se une a la de En-Nesyri, que ya ha tomado las vacaciones tras su participación con la selección marroquí.

Fotos

Vídeos