«Estoy orgulloso de mis jugadores, pero fallamos en el último pase»

«Estoy orgulloso de mis jugadores, pero fallamos en el último pase»

«Hemos competido», admitió Jose, que habló de las imprecisiones en el momento culminante como una de las claves para no haber ganado

OPTA SPORTVigo

El entrenador del Málaga, José González, valoró esta vez la respuesta de los suyos en Balaídos: «Estoy muy orgulloso de mis jugadores por la forma de encarar el partido. Sabíamos que era un rival que acumula mucha posesión. A algunos equipos le ha hecho más del 70% y hoy creo que ha estado igualada, se la hemos disputado. Hemos competido, estuvimos muy intensos durante 70 minutos, pero nos falta la guinda para conseguir victorias. Si fallamos el último pase tenemos esa dificultad. Hoy se ha podido dar la misma historia que cuando hemos jugado contra equipos grandes:si no fallan ellos la última que han tenido clara, nos hubiera quedado la misma sensación».

«Estoy orgulloso porque este equipo golpe a golpe como llevan desde principio de temporada no tiene el premio que se merece. Hoy nos ha faltado este último pase para ponernos por delante. Hemos podido marcar en la última, pero habría sido un accidente, porque ellos han tenido ocasiones más claras, pero en el cómputo general hemos estado más frescos, tuvimos más ideas y hemos llegado más al área de ellos. Contento no me voy porque necesitamos victorias que son las que te regeneran el ánimo y queremos brindársela a nuestra afición».

Ante la insistencia sobre si le gustó el juego de los suyos, pregunta motivada en parte por lo insuficiente del resultado, recalcó: «Yo soy muy exigente con mis jugadores.Aunque hable bien de ellos, de puertas para dentro exijo al máximo. Pero estoy contento con ellos. No sé si eso sonará mal en Málaga por las circunstancia en las que estamos. Hoy el Celta no ha brillado, no ha entrado en el partido; al Espanyol le hizo un 73% de posesión y tienen jugadores determinantes.Si no han brillado hoy es por mérito nuestro. Que se fallan algunos pases, sí, nos pasa, pero tenemos situaciones de gol que no se convierten y luego el rival te los mete. Nos vamos con la pequeña satisfacción del empate, pero a mí no me llega porque hemos hecho un gran esfuerzo, con los dos delanteros corriendo muchísimo».

Sobre las opciones de salvación de su equipo, Jose dijo: «Todo va a depender de los demás fundamentalmente. Lo que puede depender de mí es preparar con la máxima profesionalidad el partido de Villarreal como he preparado este para buscar los tres puntos y darle una alegría a nuestra afición. El destino nos pondrá donde nos merezcamos aunque creo que estamos mereciendo más».

A José se le preguntó qué le diría al míster del Celta si pudiera quedarse a su rueda de prensa y comentó: «Yo sé lo que dijo en la rueda de prensa previa, que no se explicaba cómo el Málaga hacía tan pocos goles, que le había visto y generaba ocasiones, que defensivamente está sólido, que entramos por banda. Le daría ánimos, porque seguro que le van a caer críticas. Este partido lo he visto en San Mamés y con el Valencia, Atlético de Madrid y Sevilla y podríamos haber perdido igual y hubiera sido un desastre. Es difícil pelear en cada entrenamiento y seguir las directrices del entrenador en nuestra situación porque no ves victorias».

Por último, habló del cambio de Recio al final del encuentro: «Quería buscar la victoria y atacar para contrarrestar la ofensiva en ese momento del Celta. Por hombres y por esfuerzo no íbamos a compensarlo porque nos estaban llegando por los costados y haciéndonos daño. Es un jugador importante para nosotros y es bueno que se haya recuperado de la lesión».

Por su parte, el técnico del Celta, Juan Carlos Unzué, comentó sobre las críticas a su equipo desde la grada: «Me imagino que es la frustración de no haber ganado el partido. Evidentemente sería mucho mejor que todos tuviésemos la capacidad de abstraernos y no decir lo que sentimos, porque alguien se puede molestar. Somos profesionales de esto y tenemos que acatar lo que el público decide hacer tras cada partido. Los aficionados saben que son de gran ayuda si están con nosotros. Si no los tenemos con nosotros siempre es más complicado jugar a tu máximo nivel. Esto es un espectáculo, la gente viene y quiere ver ganar a su equipo y nosotros le tenemos que dar algo para que se sientan orgullosos. Hay que mejorar e intentar ganar el próximo partido».

El entrenador del conjunto gallego continuó diciendo: «De actitud lo hemos dado todo, otra cosa es el juego que hayamos podido desarrollar y sobre todo el resultado que nos guste o no al final es lo que condiciona todo. Creo que hemos tenido una primera parte mala en el sentido de que hemos jugado con mucha tensión, sin la soltura para poder contrarrestar a un equipo que ha jugado uno de sus mejores partidos últimamente sobre todo a la hora de lanzarse a hacer cosas. No ha sido fácil contrarrestarles».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos