Pablo, a punto de salir del Málaga por el pago de su cláusula de rescisión de 12 millones

Pablo, con 21 años, es internacional absoluto
Pablo, con 21 años, es internacional absoluto / EFE

El Villarreal ha sido el club que ha mostrado más interés en los últimos días por el joven centrocampista

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉSGarderen. Holanda

A un mes vista para el arranque liguero, el Málaga se ha encontrado con un contratiempo en la planificación de la plantilla, la salida inminente de Pablo por el importe de su cláusula de rescisión, de doce millones de euros. Este periódico ha podido confirmar la inminencia de su marcha, que será a un club de la clase media-alta de la Liga, seguramente el Villarreal (club de su provincia natal), el que más interés ha mostrado en los últimos días. De este extremo tenían constancia anoche incluso algunos integrantes de la concentración del equipo en la localidad de Garderen (Holanda).

Pablo, con 21 años e internacional absoluto ya (aunque en una convocatoria extraordinaria de Del Bosque previa a la última Eurocopa) renovó su contrato con el Málaga en febrero de 2016 y lo amplió hasta el término de la temporada 2018-19. Cuando dio ese paso empezaba a consolidarse en la primera plantilla, con la que debutó en partido oficial en el Santiago Bernabéu por decisión de Javi Gracia. Actualmente ha disputado 59 partidos en Primera División y ha sido también internacional sub-21, aunque no estuviera en el último Europeo de la categoría, circunstancias que lo convierten en un elemento atractivo para numerosos clubes.

El jugador castellonense, titular con Míchel como interior en el 4-1-4-1 más habitual, estaba llamado a ser uno de los pilares del presente proyecto, pero todo apunta a que será una baja más en el mismo, que se sumará a las importantes ya de Camacho y Sandro, que han dejado 19 millones de euros en las arcas de la entidad. Así, el maño se fue al Wolfsburgo alemán por trece millones (más dos por objetivos), algo menos del importe de la cláusula de rescisión, que fue lo que pagó el Everton por el delantero canario, seis millones.

Especialmente sensible sería la marcha de Pablo en lo que concierne al centro del campo, que se quedaría sin dos de sus referentes la pasada campaña. A pesar de que hoy llega a Holanda Kuzmanovic, ahora el club se vería obligado a contratar dos efectivos más y de cierto nivel, uno de ellos para asumir la tarea de medio centro defensivo.

La pasada primavera el Málaga ya movió ficha para tratar de ampliar de nuevo el contrato de Pablo, representado por Alberto Toldrá, y mejorar su ficha, ya que se consideraba que su cláusula de rescisión era relativamente baja y muy asequible para ciertos clubes europeos. Además, no tenía dorsal de la primera plantilla. Sin embargo, este capítulo no se cerró y ahora un jugador de su proyección podrá salir por doce millones.

Fotos

Vídeos