Otro partido con numerosas adversidades

Las Cosas de Cañete

La derrota del Málaga en San Mamés (2-1) el domingo fue injusta, inmerecida, fuera de toda lógica, visto lo visto

Ideye, perseguido por Yeray. /LOF
Ideye, perseguido por Yeray. / LOF
PACO CAÑETEMálaga

En el Nuevo San Mamés pasaron muchas cosas en la tarde del domingo. En la clasificación no, nada. El Athletic, que llevaba seis jornadas sin conocer la victoria, ganó. Como premio, el público le despidió con una pitada. El motivo de la bronca, fácil y elemental: de los 93 minutos, 60 correspondieron al Málaga como dueño y señor del partido. Marcó En-Nesyri –minuto 12–, igualó Susaeta poco después por regalo defensivo. Hasta el descanso, los blanquiazules se descompusieron, especialmente la defensa por parte de Torres y Diego. A dos minutos del intermedio, San José aprovechó otro tombolazo malaguista y subió el 2-1. Después del descanso, como por arte de magia, el Málaga se transformó de tal manera, que sobre el césped sólo hubo un equipo, el costasoleño, que arrasó a los ‘leones’ absolutamente.

Derrota injusta, inmerecida, fuera de toda lógica visto lo visto. Que el equipo que dirige Jose no tiene gol, lo saben en la España futbolera. A pesar de esa carencia, debió anotarse los tres puntos con dos o tres goles de diferencia en el luminoso. Kepa, el discutido joven guardameta vasco que estuvo a punto de ir al Bernabéu fue el máximo responsable. Hizo tres paradas increíbles, sobre todo a dos, a Rolan y En-Nesyri. Y si le faltaba algo, paró un penalti. En-Nesyri chutó fortísimo y esquinado. Kepa se estiró, metió el brazo y despejó. Para colmo de despropósitos, el delantero marroquí del Málaga fue expulsado justamente por la segunda amarilla, en el 83. Ahí se acabaron los ‘uys’. En los últimos segundos Diego sacó un balón que entraba. Hubiera significado el 3-1, el ‘descacharren’. En lo positivo, el segundo tiempo completo, con buena nota, la mejor, para Iturra, En-Nesyri, Ideye, Rosales, Lestienne y Chory Castro, este por el segundo tiempo. Hace una semana comentaba que ‘lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible’. La repito hoy, en San Mamés sucedieron hoy numerosas adversidades. La clasificación sigue intacta. Ha pasado otra jornada. El miércoles, el Sevilla

Dos apuntes, dos. ¿Para los agoreros-optimistas? No. Dedicados a los malaguistas de siempre, a los de corazón, a los que por muchos disparates que hagan en el club, su cariño es inquebrantable. Siempre. El Málaga forma parte de sus vidas, aunque en algunas etapas les cueste no perder la credibilidad. Esperan hasta el último instante, cuando la aritmética y el ‘dos más dos son cuatro’ no se pueden mezclar con la ilusión, el deseo y la esperanza. Quedan trece jornadas, empinadas, complicadas, complejas, super comprometidas, aparentemente inaccesibles. Ahí está el calendario. Hay que cubrirlo. A pesar de… Los malaguistas de siempre, los de corazón, siguen adelante. Ellos, fuera del rectángulo de juego, emocionan.

Apunte 2. Aquí, supongo como en La Coruña y en Las Palmas que –de momento, acompañan al Málaga en el descenso–, sólo se habla de alcanzar el puesto decimoséptimo, el más asequible para no perder la categoría. Interesa mucho el Levante, equipo a superar. Pero… Aquí está la piedra en medio de la carretera. Nuestro equipo representativo se encuentra debajo de todos, con una diferencia que no se puede neutralizar en una sola jornada, y Las Palmas, para más inri, con la ventaja del ‘goal average’. Para llegar a la plaza 17ª hay que superar la 19ª y 18ª, y, de momento, está crudo. Sin mirar hacia atrás hay que acopiar deseos, ilusión y confianza para afrontar este tramo final. Es obligatorio ganar y que los otros tres pierdan. Parece inaccesible, inalcanzable… Cierto, pero queda Liga, aunque sea para soñar despierto. Termino: Tres de los jugadores que se han incorporado en enero, Samu, Lestienne y Success, han sido entrenados en las últimas temporadas por Gracia, que no es dudoso para los malaguistas, ¿Verdad? ¿Le han pedido informe?. No, rotundamente no.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos