Peligro hasta el último instante

Los malaguistas abandonan cabizbajos Riazor mientras los jugadores del Deportivo celebran su victoria (3-2)./AGENCIA LOF
Los malaguistas abandonan cabizbajos Riazor mientras los jugadores del Deportivo celebran su victoria (3-2). / AGENCIA LOF

El Málaga perdió en el tramo final en sus visitas a los rivales directos por la salvación

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Málaga se juega mañana en el Ciutat de Valencia prolongar la agonía. A estas alturas nadie cree que evitar la derrota ante el Levante conceda opciones reales de esquivar el descenso, pero las cuentas son claras:únicamente vale ganar o empatar para no certificar el regreso a Segunda con cinco jornadas de antelación.

Hay un denominador común que marca las visitas del Málaga a sus rivales directos este curso: perder en el último momento.Este detalle pone sobre alerta al equipo y lo obliga a pelear con intensidad hasta el pitido final. Y es que, en efecto, el sabor de las derrotas en el estadio Gran Canaria y Riazor fue más agrio si cabe por la forma en que se produjeron.

Minutos de los goles

90
El remate de Halilovic, el primero de Las Palmas en el área con peligro, a segundos de cumplirse el tiempo reglamentado
85
El tanto de Adrián en Riazor, el segundo de su cuenta en el partido y que supuso el 3-2

En un duelo muy igualado, el Málaga no sumó en Las Palmas víctima del gol de Halilovic a escasos segundos de que se cumpliera el tiempo reglamentado (1-0). El cuadro canario apenas había generado peligro en remates lejanos, todos fuera del área, hasta que se produjo el fallo de vigilancia de Ricca para que el croata aprovechara el pasillo existente y definiera con calidad de tiro cruzado. No era tampoco la primera vez que les marcaba a los blanquiazules, a pesar de contar con los dedos de una mano sus dianas en la élite.

En Riazor, tres cuartos de lo mismo. Llegados a la tesitura de que el empate no valía a ninguno de los dos conjuntos, las idas y vueltas a las á reas perjudicaron al Málaga con el segundo gol de Adrián (el 3-2), un jugador por el que se interesó el club como refuerzo en el mercado veraniego, sin obtenerse el respaldo del jeque.

Se da el caso de que el Málaga sólo ha podido ganar uno de sus choques ante los conjuntos que se están jugando la permanencia. Hay que recordar que en casa también cedió ante Las Palmas (1-3, con un acertado Calleri) y no pasó del 0-0 ante el Levante en un encuentro marcado por la espesura en el juego de los contendientes. La excepción fue el 3-2 al Deportivo, en un choque que acabó resolviendo un exjugador del equipo gallego, Borja Bastón.

Todos los duelos mencionados han estado marcados por la igualdad. Pese a ser colista y ofrecer algunas cifras de las peores en la historia de la Liga, si algo ha caracterizado al Málaga es haber estado con opciones de puntuar en la mayoría de los partidos que ha jugado.Sólo encajó una goleada hasta ahora, el 5-0 en Mestalla, y ha sufrido con la del domingo (el 1-2 ante el Real Madrid gracias al tanto en la última jugada de Rolan) catorce de las veintitrés derrotas del campeonato por un solo gol de diferencia, un récord que alimenta la frustración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos