Los más pequeños arropan al Málaga

Un momento del entrenamiento./Salvador Salas
Un momento del entrenamiento. / Salvador Salas

1.400 escolares acuden a La Rosaleda para presenciar el entrenamiento del equipo blanquiazul

CARLOS J. MARTÍNEZ

Que el Málaga no atraviesa su mejor momento es algo bastante obvio. El devenir deportivo durante toda la temporada, la gestión, o mejor dicho falta de ella, es algo que tiene bastante enfadada a la afición malaguista. Pero las gradas de La Rosaleda han tenido esta mañana unos visitantes que vibraron con cada movimiento que hicieron los jugadores durante el entrenamiento. 1.400 alumnos de siete colegios de la provincia se han dado cita en el estadio de Martiricos para presenciar uno de los últimos entrenamientos de la temporada. La actividad estuvo organizada por la Fundación del Málaga y se enmarcada dentro del programa 'Valores Blanquiazules'. Este programa ha llevado a los jugadores del Málaga durante toda la temporada por los colegios de Málaga.

La cita estaba marcada a las 10.30 horas, pero 20 minutos antes la avenida de la Palmilla era un ir y venir de autocares con los malaguistas más pequeños, pero con ganas de animar, a bordo. Muchos acudieron con camisetas blanquiazules, otros con gorras y bufandas con el escudo del club, pero también los había con los colores del Málaga pintados en la cara. Igualmente, la presencia de pancartas para animar a sus jugadores preferidos y al equipo.

En cuanto al entrenamiento, la plantilla lo realizó íntegramente con balón, para el deleite del público. Dos rondos, tiros a puerta, diversos ejercicios de posesión y finalmente, un pardillo fue la rutina de trabajo empleada por José González. En el comienzo del entrenamiento, el hasta ahora director deportivo del club, Mario Husillos, estuvo presente en el césped de La Rosaleda conversando con el delegado del Málaga, Josemi. Una vez finalizado el entrenamiento, los jugadores se acercaron a la grada de Preferencia, en la que se ubicaron los escolares, para agradecerles su apoyo y regalarles en el caso de Juanpi sus botas y Roberto sus guantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos