DE SAN PETERSBURGO A LA ROSALEDA

MANUEL CASTILLO

Apartir de mañana mismo, a la vuelta de San Petersburgo, los internacionales españoles volarán en busca de sus respectivos equipos, en busca de nuevas sensaciones. Les aguardan sus entrenadores, entre la vehemencia y el temor de que alguno vuelva 'roto', con partidos de importancia a la vista. Y, por delante de todos, el llamado derbi madrileño con mucho más que tres puntos en juego; se jugarán, probablemente, mantener en alto sus objetivos, tanto los madridistas como los del Metropolitano. A partir del viernes, repito, el campeonato de Liga echará a rodar con problemas en la mayoría de los equipos, unos a causa de las lesiones, otros porque la baja forma de algunos jugadores se mantienen en el tiempo. Veremos si Ronaldo, Benzema, Griezmann y Luis Suárez entre otros levantan cabeza y se dedican a lo suyo, que es marcar goles. Y no sólo me refiero a los grandes, sino que también hay muchos afectados entre los de abajo, el Málaga entre ellos.

A estas alturas sigo sin conocer la plantilla que dirige Míchel. No sé qué jugadores están lesionados, quiénes atraviesan una (larga) baja forma y quiénes son los que no.

Quiero pensar que este segundo parón en la Liga haya servido, al menos, para que cada cual acabe definiéndose. Y que el Málaga que va a enfrentarse al Deportivo sea el Málaga que todos queremos o, por lo menos, el más parecido. Lo mismo que Real Madrid y Atlético pueden jugarse el título liguero, Málaga y Deportivo pueden jugarse una plaza de descenso. Y la situación es tan seria que no sería admisible una nueva derrota en La Rosaleda que, reconocido tras el encuentro internacional con Costa Rica, cuenta con una de las mejores aficiones de España. Así que, resuelta la clasificación de España para Rusia, pongamos los cinco sentidos (+ 1) en este Málaga nuestro de cada día.

Fotos

Vídeos