La Rosaleda dicta sentencia contra Al-Thani y los futbolistas

La afición señaló a sus culpables/Ñito Salas
La afición señaló a sus culpables / Ñito Salas

La afición culpa al presidente del Málaga y a la plantilla, además de pedir también la marcha de Husillos y Jose

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Tras el castigo descenso llegan algunos más. Con una floja entrada de algo más de catorce mil espectadores, La Rosaleda vivió ante la Real Sociedad un encuentro de élite atípico, cargado de tensión emocional y de protestas generalizadas, aunque fundamentalmente protagonizadas por la Grada de Animación, con la agrupación Fondo Sur a la cabeza. La afición fue un clamor contra casi todos, excepto Martín Aguilar, que fue elogiado coreando su nombre por sus sentidas y desconsoladas lágrimas tras confirmarse el fiasco malaguista en el campo de Levante. El de ayer fue el primer acto de una larga penitencia hasta llegar al final del campeonato (habrá dos más en casa y otros tantos fuera). Los seguidores que se dieron cita dictaron sentencia muy pronto contra el que consideran el principal culpable, el presidente, el jeque Abdullah Al-Thani, y también pusieron en el punto de mira de una forma reiterada a los futbolistas, sobre todo a algunos de ellos.

Tampoco se libraron de las críticas y de la petición de dimisión el director deportivo, Mario Husillos, y el entrenador, José González. Fue un partido triste, desagradable y sin más emotividad que las quejas, ya que la victoria ya no sirve para casi nada. Un triunfo inútil tras el prolongado desastre de una campaña poco presentable en todos los órdenes. Y los Al-Thani no aparecieron una vez más. Estuvo en el estadio Hamyan, hija del jeque, aunque no en el palco, donde presidieron Martín Aguilar y los otros dos consejeros consultivos, Antonio Benítez y Ben Barek. Pero los aficionados centraron la mayor parte de sus críticas en el propio presidente, cantando una vez tras otra el clásico «¡Al-Thani, vete ya!». Y otros comentarios en contra del jeque, que sigue en su país tras marcharse de Málaga hace casi un año.

Los futbolistas fueron recibidos con pitos y constantes protestas tanto al saltar al campo como en la lectura de los onces por la megafonía, y también durante el desarrollo del juego, incluso después de los goles, sobre todo tras el primero. Muchos aficionados, además, se quedaron fuera de La Rosaleda en el arranque del choque como medida de protesta. Esta iniciativa partió de Fondo Sur, que está formado por el Frente Bokerón y Malaka Hinchas. La zona que ocupaban ellos se quedó completamente vacía al comienzo. Minutos después subieron a las gradas y se mostraron críticos por el desastre de temporada del Málaga. Y especialmente con el jeque, aunque no pararon de cantar mostrando su malestar durante todo el encuentro.

El grupo Fondo Sur protagoniza los cánticos contra casi todos, salvo MartínAguilar

La salida de este grupo de aficionados llegó en el minuto 6, y los primeros cánticos fueron para Al-Thani, y también mostrando la importancia del equipo de Martiricos: «El Málaga es de Primera», mientras que recordaron varias veces a Martín Aguilar y no se olvidaron del entrenador, con el «Jose, vete ya»; del director deportivo, con «Husillos, vete ya», y de los futbolistas, con «Jugadores, mercenarios». Pero en cuanto a los componentes de la plantilla, cabe señalar que los aficionados fueron especialmente críticos con algunos de ellos, tanto presentes como ausentes. Torres, Juanpi, Borja Bastón, Keko, Ideye, Peñaranda o Success. Los cánticos fueron en ocasiones muy irónicos pidiendo que la selección convoque a Keko o que Bastón reciba la Bota de Oro. Asimismo, se preguntaron: «¿Dónde está Peñaranda?».

Los silbidos acompañaron en todo momento al descendido Málaga hasta el final del encuentro. El equipo saludo al final del encuentro a los aficionados desde el centro del campo, pero la respuesta del público fue invariable: más pitos, más bronca. Y otros muchos seguidores seguramente protestaron ausentándose de La Rosaleda en este sufrido y especialmente largo final del campeonato en Primera. El siguiente capítulo, el domingo 6 de mayo, a las 12.00 horas en Martiricos.

La salida de este grupo de aficionados llegó en el minuto 6, y los primeros cánticos, a los que le acompañó el resto de seguidores, se centraron en el presidente de la entidad, con el clásico «¡Al-Thani, vete ya!». Y también recordando la importancia del equipo de Martiricos: «El Málaga es de Primera» y recordaron a Martín Aguilar, que lloraba desconsolado tras el descenso.

Pero no se olvidaron del entrenador, con «Jose, vete ya»; del director deportivo, con «Husillos, vete ya», y de los jugadores, con «jugadores, mercenarios». Cuando marcó Adrián llegaron los silbidos también. El descontento de los aficionados es generalizado. De hecho, han acudido al estadio pocos espectadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos