La plantilla, sin perfilar a menos de tres semanas del regreso

Míchel, durante uno de los últimos entrenamientos de la pasada temporada.
Míchel, durante uno de los últimos entrenamientos de la pasada temporada. / Ñito Salas

El Málaga, que apenas puede avanzar en la planificación por el ‘caso Sandro’, también sigue contagiado por la lentitud general del mercado

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La cuenta atrás para la vuelta de las vacaciones comienza ya para los jugadores el Málaga, que están a menos de tres semanas para el regreso otra vez al trabajo. Han rebasado ya el ecuador de su periodo de descanso sin que haya muchas novedades, casi ninguna, salvo el fichaje de Adrián y las numerosas salidas por el final de algunos contratos o del periodo de cesión de varios jugadores. El club sigue sin perfilar su plantilla, en la que es previsible que haya muchas caras nuevas, ya que no puede hacerlo por distintas circunstancias. La incertidumbre del ‘caso Sandro’ es ahora el principal escollo para que la dirección deportiva pueda concretar algunas incorporaciones.

Noticias relacionadas

El Málaga no tenía demasiada prisa, ya que, pese a las salidas ya sabidas, dispone de una plantilla fuerte, pero a la posible marcha de Sandro se une también el problema económico para cerrar fichajes, el conocido tope salarial. La drástica rebaja que ha sufrido el club en este capítulo le impide tomar decisiones sin tener la seguridad de lo que ocurrirá, por ejemplo, con el delantero canario, ya que la dirección deportiva le hizo una oferta que, de aceptarla a última hora, cambiaría por completo toda la planificación.

LaLiga sigue muy pendiente del coste y la inversión en las plantillas de todos los clubes, pero sobre todo de aquellos que están más ajustados, como es el caso del Málaga. De ahí que en la entidad de Martiricos tengan las manos atadas para poder perfilar más entradas y hasta salidas. Es previsible, sin embargo, que el ‘caso Sandro’ se resuelva pronto, aunque tampoco existe ninguna garantía de que esto vaya a ser así, ya que el delantero tiene contrato en vigor y ahora está a punto de afrontar el Europeo sub-21 con la selección española.

Operaciones avanzadas

La dirección deportiva, ante las continuas demoras, tiene varias operaciones muy avanzadas y otras casi cerradas, a la espera de acontecimientos. El caso más claro es el del portero espanyolista Roberto, cuya operación no se puede concretar hasta que el Málaga no tenga disponibilidad en el tope salarial, algo que ahora no ocurre. En el club, pese a todo, siguen siendo optimistas y esperan que todo se resuelva de inmediato, lo que ofrecería un periodo de casi tres semanas para cerrar los fichajes más próximos.

La plantilla regresará el lunes 3 de julio, aunque el trabajo no arrancará hasta el miércoles 5. Esto supone que el cierre de la plantilla, como preveía la dirección deportiva, se demorará. Se completará más tarde que en otras ocasiones, algo que ya tiene previsto también el propio Míchel. El problema al que se enfrentan se centra en las sorpresas que puedan llegar a última hora, como ocurrió la pasada campaña con el intento de compra de Camacho (la oferta fue rechazada al final).

Aunque el mercado nacional, en general, está más parado que otras veces a estas alturas. Y el club de Martiricos se ha contagiado de una lentitud que ya está afectando de alguna forma a todos los clubes, ya que se encuentran a la espera de que se concreten algunas de las grandes operaciones que están pendientes cara al mercado veraniego.

Fotos

Vídeos