¿POR QUÉ?

SERGIO CORTÉS

Camacho no se ha ido, porque sencillamente siempre será parte de la historia del Málaga. Es cierto que la pasada temporada estuvo por debajo de su nivel debido a los problemas físicos, pero fue indispensable en el trienio con Schuster y Gracia. ¿Por qué ninguno de los propietarios cogió un vuelo y estuvo ayer junto a él cuando hace poco más de un año se utilizó la compra de parte de su propiedad como lavado de imagen? No es la única pregunta que me hago. ¿Por qué da la sensación de que el Málaga está sorprendido cuando se sabía que esto iba a ocurrir tarde o temprano? ¿Por qué el año pasado no se le vendió y ahora sí? ¿Por qué se presume de 'scoutings' y ojeadores cuando al final casi todas las incorporaciones son del mercado español? ¿Por qué nadie osa decirle al presidente (en el club y en LaLiga) que alguien debe tener potestad para firmar y autorizar una operación y que el Málaga no puede estar parado un mes (como ha ocurrido)? ¿Por qué Arnau no ha salido a desmentir a Kameni respecto al origen de su marcha (puramente económico) cuando hasta anteayer decía que no estaba descartado por Míchel? ¿Por qué a los más jóvenes se les firman contratos garantizándoles que estén en la pretemporada cuando luego no lo merecen? ¿Por qué el club prescinde de Dely Valdés y, lo que es peor, se le argumenta que su puesto será para «alguien de la casa» (se ve que el panameño es el máximo goleador en Primera del Sevilla o el Betis)? ¿Por qué nadie recuerda cómo estaba el juvenil antes de que él llegara y, sobre todo, cómo ha competido? ¿Por qué en la cantera se asciende o se sobrevive gracias al peloteo y no a los méritos? ¿Por qué el Málaga ha hecho tanto el ridículo para rapiñar una plaza en Segunda B? ¿Por qué huele tanto a cambalache o apaño con algún representante el apalabrado fichaje de un portero que en los últimos cinco años ha jugado 8, 2, 9, 1 y 0 partidos en la Liga de Turquía, donde se ha ido Kameni? Y son sólo diez preguntas...

Fotos

Vídeos