El Málaga pone en juego otra vida

El Málaga, durante el entrenamiento de ayer/Salvador Salas
El Málaga, durante el entrenamiento de ayer / Salvador Salas

El equipo de Míchel necesita vencer esta noche al Levante ante su público para atenuar su crisis deportiva y evitar que la zona de permanencia se le aleje todavía más

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La agonía se mantiene. El Málaga llega a un nuevo partido en casa con las mismas necesidades o quizás mayores que hace unas semanas. Sólo le vale sumar los tres puntos, como siempre últimamente, para evitar el caos. El equipo blanquiazul y el propio Míchel se juegan una vida más en la búsqueda de una reacción que sigue sin llegar por completo. Los dos últimos partidos en casa acabaron en triunfo, por lo que la plantilla espera seguir con la racha en casa para apuntarse la que sería la tercera victoria de la temporada.

Recuperación

Recio sí estará listo para jugar: El malagueño Recio está completamente recuperado de unos problemas musculares sufridos en el Bernabéu. No estuvo disponible para el encuentro de la Copa y fue sometido a pruebas médicas, pero al final sus problemas físicos fueron leves y ya está listo para jugar esta noche.

Las urgencias son máximas para los malaguistas, que están a cinco puntos del Deportivo (primer equipo por encima de la zona de descenso), sobre todo tras el fiasco sufrido en la Copa, donde volvieron a fracasar y cayeron frente al Numancia, un equipo de Segunda que utilizó a sus reservas en el choque de vuelta. La reacción, de esta forma, no acaba de consolidarse pese a ganar dos encuentros en casa y tras la buena imagen ofrecida en el compromiso estelar del Bernabéu (aunque el equipo perdió).

Planes

Otro gran recibimiento: Los aficionados del Málaga tienen preparado otro gran recibimiento para el autobús del equipo blanquiazul esta tarde, a las 19.00 horas en la zona de Tribuna. De esta forma esperan motivar a los jugadores para buscar el tercer triunfo.

El equipo y el entrenador ponen mucho en juego. El público volverá a realizar un recibimiento estelar a los jugadores antes del choque y también los arropará de nuevo durante el partido. El apoyo está garantizado, por lo que sólo falta que los futbolistas rindan a su mayor nivel para que el resultado sea positivo, para alcanzar un nuevo éxito. Nadie quiere pensar en la posibilidad de una derrota, ni siquiera de un empate, pero también saben que el Levante será un equipo complicado, que se cierra bien y que es capaz de todo en un partido tan comprometido como este.

Regreso

El reencuentro con Samu: Samu García vuelve a su ciudad y jugará en el que fue su campo, la Rosaleda. Será un partido especial para el malagueño del Levante, que se reencontrará con algunos de los que fueron sus compañeros y los otros miembros de la plantilla y el club.

En el plano deportivo, Míchel seguirá como hace una semana, aunque sin lateral izquierdo. Deberá adaptar a esa zona a Diego González o a otro zurdo de la plantilla, mientras que el resto del once seguramente será el mismo de los últimos encuentros. Estará Recio, que se perdió el choque contra el Deportivo y sufrió algunos problemas musculares en el Bernabéu. No se esperan más sorpresas en el once, aunque tampoco se descarta que el técnico haga alguna variación más a última hora.

En la élite

El levante nunca ganó en Martiricos: El Levante disputó siete encuentros en La Rosaleda en la élite, y no logró ningún triunfo. Empató uno y los seis restantes fueron victorias del conjunto blanquiazul.

El equipo, sin embargo, sigue igual, a la espera de que puedan llegar refuerzos. Se mantienen las carencias en el centro del campo, donde el técnico no dispone de un ‘pivote’, por lo que deben suplir esta deficiencia la pareja de medios centro Recio-Adrián, que siguen siendo los que mejor se han adaptado a esa posición defensiva que dejó vacante Camacho con su traspaso el pasado verano. Desde el club esperan la llegada del mercado invernal para hacerse con un jugador de ese corte, aunque tienen la opción, fuera de plazo, de hacer un fichaje por la grave lesión de Juan Carlos.

Noticias relacionadas

La importancia del encuentro de hoy es aún mayor si se analizan los objetivos de los dos equipo. El conjunto levantino aspira a permanecer en la categoría tras el ascenso de la campaña anterior, mientras que el Málaga, pese a que sus expectativas y su presupuesto son diferentes, ahora sólo piensa en salvar la categoría después del nefasto arranque del campeonato, que se ha prolongado ya trece jornadas y una eliminatoria de la Copa del Rey.

El conjunto valenciano, por su parte, llega con algunas bajas y con algunos viejos conocidos de la afición malagueña, como el centrocampista Samu García, que milita en el Levante esta campaña, o su entrenador, Juan Ramón Muñiz, que estuvo en el banquillo del equipo blanquiazul en tres etapas diferentes (las dos últimas como primer entrenador).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos