Del reconocimiento a Isco al ninguneo a Caballero

Las cosas de Cañete

Sólo el benalmadense sabrá lo que ha sentido ante la incomprensión y desigualdad de méritos. Mientras, del meta nadie se ha acordado en el Málaga

PACO CAÑETE

El público constituye la base de la opinión. Y a la larga, normalmente, está en lo cierto. Me refiero al apartado fútbol. Dirigentes, técnicos y medios crean cauces. Se puede afirmar que organizan corrientes de opinión. Demostrado. A mi modo de entender, espectador que se manifiesta en un estadio de fútbol, repite e insiste, al final gana. La razón es que su premio es tan imaginario como real. ¡Vaya contrasentido!... Este exordio tiene nombre propio: Isco, paisano, benalmadense y, especialmente, malaguista. Este joven de 25 años se ha ganado una plaza entre las grandes figuras mundiales, que se pueden contar con los dedos de una mano. En el seno de un club modélico, el Real Madrid, sólo él sabrá lo que ha sufrido en los últimos años. Mientras, desde las gradas, el público le mostraba su reconocimiento por todos los campos de España, con el Bernabéu de catedral. Lo han reclamado en el titular, lo han ovacionado en sus repetidas genialidades y lo han despedido como un triunfador en cada una de sus muchas sustituciones.

Desconozco las corrientes interiores en su equipo para que este malagueño tuviera que ganarse la titularidad horas después de haber redondeado una gran actuación. Él, sólo él, sabrá lo que ha sentido ante la incomprensión y desigualdad de méritos. Amor propio, sudor y supongo que lágrimas le ha costado labrarse un sitio y una posición para el futuro. El presente es lo que marca. Conocen el suyo. El público ha ganado. Demostrada queda la razón de su triunfo. Va por él un brindis de felicidad desde esta Málaga de su corazón.

Tiempo para desentrañar el compro-vendo y alquilo futbolero de este año de nuestra ciudad. Tiempo para pensar. Tiempo para recordar a Aladino, el de la lámpara, y sobre todo, tiempo para opinar en presente. Del futuro, Dios dirá. Hasta el día de hoy he creído, he observado y he apostado por el que puede ser un gran futbolista: Ontiveros. Varios entrenadores lo habían apuntado al primer equipo. En el club se guían con la trasnochada disposición para la doble participación en la primera formación y en la del filial. El ascenso de un joven valor al equipo de la capital debe ser con todas las consecuencias: ilusión, presente y contrato. Ontiveros, a sus 19 años, ha demostrado en Primera que reúne clase, físico y posibilidades para destacar entre los grandes. Pero… El Malagueño tiene que ascender. El chico, ‘con la mejor disposición’, aceptó –pensamiento aparte– aún recortando sus vacaciones.

El jugador de Marbella ha participado en las eliminatorias hasta que ha sufrido una importante lesión de pubis. En los 70, la pubalgia era un duro problema para los profesionales por su gravedad y lenta recuperación, hasta que llegó el doctor Nesovic, con unos métodos avanzados que simplificaban el restablecimiento. Así, hasta el día de hoy, con sucesivos avances, con un planteamiento de baja sobre los dos meses. Por cierto que la sintomatología de este proceso es larga y dolorosa desde que aparecen los primeros síntomas hasta que se impone la intervención quirúrgica. ¿Desde cuándo sentía molestias Ontiveros? Consta que en el último partido con el filial no podía… El Malagueño continúa su carrera hacia el ascenso y sin Ontiveros, y el Málaga arrancará dentro de poco.

Domingo 18 de junio. 6 de la tarde, hora española. Whatsapp desde Torremolinos a Argentina. Destinatario: Caballero. El excelente meta concretó su respuesta relacionada con el Málaga: «Ni me han dicho una pu.. palabra». Decepción. Caballero, aparte de tener casa en Benalmádena y de haber demostrado que ha sido uno de los mejores guardametas que han pasado por el club de La Rosaleda, creía que se iban a acordar de él. Por fortuna, el último Whatsapp tuvo una respuesta muy concreta: «Me voy a comprometer con el Chelsea». Por cierto, que a la misma hora el guardameta Ochoa, AL que obligaron a marcharse de La Rosaleda sin un puñetero euro, cuajaba una buena actuación en la Copa Confederaciones en la meta de México ante Portugal. Y el Málaga ha tenido que buscar portero. No merece la pena ni una sola palabra más...

Fotos

Vídeos