Un relevo poco traumático en el Málaga

Francesc Arnau. /Fernando González
Francesc Arnau. / Fernando González

Arnau se despidió ayer de la plantilla y todavía sigue negociando su salida, mientras que Husillos será presentado hoy como nuevo director deportivo

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Un hombre de club sucede a otro, como ocurrió hace casi dos años. El cambio del director deportivo, la sustitución de Francesc Arnau por Mario Husillos, no supone ningún trauma institucional por considerarse a ambos ‘de la casa’. De hecho, los cambios de personas serán también escasos, como ocurrió en la anterior ocasión. La marcha de Arnau y la llegada de Husillos no supone hacer tabla rasa en la parcela deportiva, lo que contribuye a la estabilidad. Se mantiene al frente del equipo Míchel, que también cuenta con el apoyo total del director deportivo entrante.

Y Husillos también conoce de primera mano a algunos integrantes de la secretaría técnica, como Manolo Gaspar y Martín Viberti, a los que incorporó él mismo en sus anteriores etapas en la entidad de Martiricos. Tampoco le serán extrañas al director deportivo nuevo las oficinas, aunque ahora estén de obras. Trabajó con el jeque en dos etapas y conoce a sus hijos, que han apostado también por su regreso, y también a casi todos los empleados, empezando por el que ejerce de director general, el abogado Joaquín Jofre. De ahí que este relevo se presente poco traumático desde la perspectiva institucional.

Arnau, mientras tanto, todavía no se ha desvinculado del Málaga y tampoco está decidido que lo vaya a hacer. Tiene la opción de continuar en La Academia, de donde llegó hace casi dos años, si bien está negociando la rescisión de contrato tras dieciséis años en la entidad. En el caso de que no se cierre un pacto, el exportero seguirá en la cantera (ahí será donde desempeñe su labor hasta que no se cierre un acuerdo de salida).

Visita al entrenamiento

El director deportivo saliente, asimismo, se pasó en la mañana de ayer por el entrenamiento del primer equipo en el estadio de atletismo para despedirse de los jugadores y del cuerpo técnico con el que ha trabajado en las dos últimas campañas. Estuvo allí antes de que comenzara la sesión de trabajo y habló con los componentes de la plantilla, a los que les deseó mucha suerte cara a los próximos encuentros del campeonato.

La plantilla se mantiene al margen de la decisión del club y su presidente, y se centra en el trascendental partido del domingo ante el Leganés

Desde la plantilla, por su parte, prefieren no pronunciarse sobre las decisiones que toma el club o el propietario. Los futbolistas se centran sólo en el trabajo para buscar la recuperación del equipo lo antes posible. En cualquier caso, gran parte de los componentes del equipo han sido incorporados desde que Arnau se hizo con la dirección deportiva, por lo que la cercanía es muy importante.

El relevo real, sin embargo, llegará esta tarde. Husillos se desplaza hoy desde tierras griegas para ser presentado esta tarde por tercera vez de la era Al-Thani como director deportivo de la entidad. A partir de ese momento y tras la firma de los contratos, el exfutbolista hispanoargentino ejercerá ya su labor al frente de la parcela técnica. Los primeros movimientos se centrarán en analizar la composición de la secretaría técnica para adaptarla a esta nueva etapa, ya que no podrá hacer nada de una forma inminente relacionado con la llegada de fichajes.

Baysse: «Por Arnau estoy aquí, quiero darle las gracias»

El defensa del Málaga Paul Baysse se refirió ayer en su comparecencia pública a la noticia del día, el despido de Arnau como director deportivo. Y se mostró agradecido al exportero, si bien no quiso valorar la decisión tomada por el club. «Mi trabajo es ser lo mejor posible en el campo. No puedo dar mi opinión, es algo que llega de arriba. Para mí, Arnau es una buena persona y muy importante para mí, gracias a él estoy aquí. Quiero darle las gracias», explicó el futbolista.

El jugador insistió en que los profesionales se centran en los entrenamientos de cada día, sin entrar en los cambios que pueden hacer el presidente o el club. «Estamos concentrados en el campo y nadie ha preguntado nuestra opinión, es una decisión de arriba. Yo juego al fútbol para ganar los tres puntos en el siguiente partido», dijo, a la vez que habló de una posible destitución también de Míchel si el equipo no gana el domingo en casa: «No sé. Antes de preguntar si el míster será el entrenador después del partido, necesitamos jugar y ganar. Hoy hay muchas preguntas, pero necesitamos confianza».

El futbolista francés, en una rueda de prensa íntegramente en español, sí analizó el parón de la competición y el próximo equipo que visitará La Rosaleda, el Leganés. «Son dos semanas para trabajar mucho y tener confianza en nosotros. Nos entrenamos para conseguir los tres puntos el domingo. Trabajamos para ganar ante nuestros aficionados. No me preocupo del rival, sino del juego de nuestro equipo. Creo que estamos pendientes de nosotros mismos. Tenemos que hacer nuestro fútbol y buscar el triunfo», destacó el jugador en su comparecencia pública.

Husillos podrá comenzar a trabajar en el seguimiento de jugadores para enero, con los límites económicos de la entidad y de las plazas disponibles en la plantilla (también pueden marcharse jugadores, que dejarían hueco para algunos refuerzos). Aunque, en principio, esperará para observar las necesidades y cómo evoluciona el equipo en los próximos encuentros, empezando por el casi determinante encuentro del domingo en casa contra el Leganés, a partir de las 18.30 horas.

El próximo encuentro, de esta forma, puede marcar la hoja de ruta que tenga que seguir Husillos, ya que cualquiera de los resultados posibles puede tener salidas diferentes. El objetivo, sin embargo, es salir de la crisis lo antes posible y con esta plantilla y Míchel en el banquillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos