Dos reuniones para la primera criba de la pretemporada

Míchel, el viernes./Álvaro Cabrera
Míchel, el viernes. / Álvaro Cabrera

Míchel y Arnau perfilarán mañana la lista definitiva para la concentración de Holanda, aunque el sábado por la mañana ya la esbozaron

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El Málaga comenzará el trabajo ‘de verdad’ esta semana. Con menos calor, sin tantos problemas con los campos y, sobre todo, con muchos menos efectivos. La primera concentración –finalmente celebrada en Estepona debido a los problemas surgidos con el campo de fútbol en Benahavís– ha sido también difícil de llevar por la enorme cantidad de jugadores desplazados, entre ellos varios de los descartados y un aluvión de canteranos y meritorios. Pero en Holanda, en la estancia en Garderen desde el próximo miércoles, ya no será igual.

Será mañana cuando se conozca la lista de convocados para la concentración en Holanda, que durará diez días (desde el miércoles hasta el sábado 29) y que incluirá un cuadrangular (el 23, frente al Hertha Berlín y al vencedor del Duisburgo-Aston Villa) y dos amistosos (contra el AZ Alkmaar, el 26, y el Borussia Moenchengladbach, el último día). A primera hora se producirá una reunión entre el director deportivo, Francesc Arnau, y el entrenador, Míchel.

Cordialidad

Es evidente que el técnico es la persona que debe tomar las decisiones más relevantes en lo que respecta a la primera criba de la pretemporada, pero Míchel considera fundamental que exista consenso con Arnau. Sin duda, la cordialidad entre ambos ha sido crucial los últimos meses para mantener una postura firme y conjunta en algunas negociaciones, cuando las presiones de determinados agentes podían acarrear un serio obstáculo.

El técnico es partidario de que los descartados no se desplacen el miércoles para poder trabajar con la plantilla ‘fija’; además, sólo irían los mejores canteranos

En cualquier caso, esta no será la primera cita entre ambos para perfilar la lista de expedicionarios a Holanda. Míchel y Arnau han hablado periódicamente durante la concentración del equipo en Estepona e incluso analizaron el sábado por la mañana (el equipo se ejercitó en el estadio Ciudad de Málaga) aspectos de determinados jugadores, así como el amistoso del día anterior en Coín frente al Sheffield. En esa cita esbozaron en gran medida la relación de jugadores que no viajarán.

La incógnita es obvia: ¿irán los descartados a la segunda concentración de pretemporada? En principio Míchel se muestra partidario de que no viajen el miércoles porque considera que a un mes del comienzo de la Liga (el primer partido del campeonato será el viernes 18 de agosto) es fundamental comenzar a trabajar con la plantilla ‘fija’; es decir, con aquellos que cuentan para afrontar una campaña muy exigente. Los nombres de Mikel, Koné, Chory Castro y Santos están encima de la mesa (Peñaranda está lesionado), aunque en el primero de los casos parece que su salida puede estar cercana porque el internacional venezolano cuenta con varios conjuntos interesados en su cesión.

Arnau es consciente de la necesidad de centrar todos los esfuerzos en buscar cuanto antes la mejor salida a los descartados. Míchel ya conversó con ellos en su momento para anunciarles que iban a tener muy pocas oportunidades durante la próxima temporada.

Asimismo, también se hará un ‘corte’ entre los jugadores canteranos. Sin ir más lejos, se quedará en tierra uno de los porteros tras la llegada del turco Cenk Gonen (parece improbable que se desplacen cinco). El grupo de meritorios estará compuesto por los más destacados y en algunos casos en función de las necesidades del equipo en determinadas posiciones.

Fotos

Vídeos