OJO... A LOS REYES MAGOS

MANUEL CASTILLO

¡Vaya tacada la del Barcelona esta pasada jornada! Sin jugar bien, y tras empatarle el Celta en el Camp Nou, ganó cinco puntos: el que le dejó el equipo gallego, los dos que pareció despreciar el Madrid y los tres que igualmente le regaló el Valencia. La estrechez que pudo darse en buena lógica en la cabeza de la clasificación se transformó en un acelerón del equipo azulgrana, al que los demás parecen empeñados en hacerlo campeón. Por otra parte siguen produciéndose los mismos problemas arbitrales, como el de Iglesias Villanueva, que volvió a cometer un error de bulto (señalar penalti en una falta producida un metro fuera del área), la arbitraria apreciación de los fuera de juego y la disparidad de criterios en los saltos con codazos que no siempre los son. Decisiones que no podría solucionar el ‘ojo de halcón’, pero sí el VAR, cuya implantación parece más urgente cada día. Así y todo sería aconsejable instalar ya ‘el Ojo’ cara a las porterías; el presidente del Atlético de Madrid ya ha adquirido uno por su cuenta, pero falta por saberse si se tendría en cuenta en caso de utilizarse sólo en el Metropolitano. Es momento, pues, de ir todos a una y nada mejor que pedírle a los Reyes Magos el Ojo de Halcón, el VAR o lo que sea.

Puestos a echar a volar la imaginación, la fantasía, uno imagina un Ojo de Halcón capaz de aseverar la conveniencia de fichar a tal o cual jugador o, apuntando al banquillo, cuál podría ser el jugador sustituto en cada momento. La abundancia defutbolistas que nos llegan sin ‘sello de garantía’ (que se lo pregunten al Málaga) hace peligrar el futuro de muchos clubes que suelen malgastar el poco dinero del que disponen. Y eso es tan grave como el problema arbitral. Por eso, y en ese aspecto, bastaría con tener ‘mucho ojo’ a la hora de los fichajes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos