Riki Centurión: «Solo me quedan dos amigos vivos, el resto los tengo que ir a visitar al cementerio»

Riki Centurión celebra un gol /SUR
Riki Centurión celebra un gol / SUR

Sobre la denuncia por violencia de género de su exnovia: «Fallé en mi vida privada, pero hoy se consume más lo que pasa afuera de la cancha que lo que uno puede dar adentro»

SURMálaga

El que puede ser el cuarto fichaje del Málaga, Riki Centurión, viene precedido por una polémica vida fuera de los terrenos de juego. El futbolista es conocido en Argentina por varias salidas de tono, entre las que se encuentran imágenes posando con armas de fuego y algún desnudo mostrando sus partes íntimas. Recientemente Centurión apareció en una fotografía posando con una escopeta de cañones recortados. Al parecer, la imagen forma parte de la investigación que la Justicia argentina mantiene sobre el jugador por una denuncia por violencia de género que interpuso la exnovia del jugador, Melisa Tozzi.

El fichaje

No es la primera vez que Riki Centurión tiene problemas de este tipo, pues cuando era más joven también apareció en una imagen empuñando una pistola. Anoche en una entrevista a la emisora Closs Continental, dio algunas explicaciones. El jugador argentino dio detalles sobre su compleja niñez y también de alguna de las imágenes en las que sale empuñando armas de fuego. «Estoy por cumplir 25 años y me quedan dos amigos, al resto los tengo que ir a visitar al cementerio. De chico, yo no podía salir a hacer nada en la calle porque mi vieja me mataba. Sobre la foto dijo que era el arma era de su tío: «Estábamos en San Nicolás y le pedí a mi hermana que me sacase una foto. Yo no tenía un yate para sacarme una foto. Eso no quiere decir que yo haya 'choreado' ni nada. El colegio no hay que dejarlo por nada en el mundo. La educación es fundamental. No es que en los clubes no me contuvieron, pero en Buenos Aires las tentaciones son muchas», contó.

La foto de la polémica

Sobre la denuncia que su exnovia Melissa Tozzi tiene interpuesta contra él por violencia de género, Riki Centurión se defendió argumentando lo siguiente y apuntó que lo había hecho para tener notoriedad. «Yo tuve una relación con la chica que me denunció, eso es verdad. Pero entiendo que le dieron bola porque fue a hacerle una denuncia al '10' de Boca. Lo que dice ella no es cierto. Yo fallé en mi vida privada, es cierto, pero hoy la sociedad se consume más lo que pasa afuera de la cancha que lo que uno puede dar adentro», finalizó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos