Roberto: el fichaje que sí funciona

Roberto despeja de puños en presencia de En-Nesyri. /Santiesteban
Roberto despeja de puños en presencia de En-Nesyri. / Santiesteban

Amarra tres de los ocho puntos del Málaga con dos paradas prodigiosas postreras

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Roberto y diez más. La afirmación es válida para referirse a las alineaciones que confecciona Míchel cada jornada o para recordar la lista de refuerzos de este verano, que completan Cenk, Andrés Prieto, Baysse, Diego González, Rolón, Cecchini, Adrián, Kuzmanovic, Borja Bastón y Rolan. De todos estos nombres, y con permiso de Adrián, uno de los más regulares, vuelve a a ser la figura de Roberto la que emerge con fuerza a la hora de analizar rendimientos, ya superado el primer tercio de la temporada.

El guardameta madrileño fue decisivo ante el Celta y el Levante y es el único refuerzo con un rendimiento notable

De los paupérrimos ocho puntos que suma el Málaga tras catorce jornadas al menos tres de ellos se deben a sendas intervenciones colosales del guardameta madrileño al final de dos compromisos: por un lado, en el 2-1 ante el Celta y, por otro, la del viernes contra el Levante (0-0), que evitó una nueva derrota.

Roberto hizo casi de portero de balonmano para repeler con el pie un remate de Maxi Gómez en el triunfo ante el Celta.El partido estaba presto a su fin, y el delantero uruguayo y su compañero Iago Aspas se estorbaron mutuamente en su intento claro de ir a por el balón. Roberto tiró de reflejos en un remate cruzado muy cercano para asegurar dos puntos.

El tercero fue ante el Levante, Como bien intuía Muñiz, su equipo podría disponer en los instantes finales de alguna buena opción al contragolpe ante un Málaga volcado en pos de la victoria. No se equivocó. En una acción de clara superioridad numérica de atacantes del Levante, Roberto le ganó el ‘mano a mano’ a Nano Mesa, que una campaña antes había marcado con el Eibar en La Rosaleda, pero que el viernes vio la portería pequeña cuando encaró al meta malaguista.

No han sido estas las únicas intervenciones espléndidas de Roberto, pero sí las que han tenido más repercusión en el casillero de puntos. El ex del Espanyol estuvo también colosal ante el Leganés y, en concreto ante Amrabat, en La Rosaleda, pero el resultado final (0-2) les restó valor.

Hasta ahora Roberto, que ha hecho olvidar a Kameni, lo ha jugado todo, excepto en el Camp Nou (2-0), cuando fue baja por unas molestias en el músculo sartorio derecho.

Una ausencia

Ese problema se lo produjo en el duelo contra el Leganés, y le impidió sacar en largo, detalle por el que Míchel exigió que se terminara de recuperar y que estuviera un tiempo sin jugar. En Barcelona le suplió Andrés, como en la Copa, pero en este caso por rotaciones acordadas en la meta.

Roberto fue el estandarte de la renovación en la portería en el Málaga este verano, con tres nuevos especialistas. En un principio, se barajaba una competencia directa entre el fuenlabradeño y Kameni, pero este no pareció dispuesto a asumirla y aceptó la oferta del Fenerbahçe,. en el que no está siendo titular en la mayoría de partidos disputados.

Para Roberto es su noveno conjunto en su periplo profesional, que tuvo su mejor etapa en el Olympiacos, con buenas actuaciones en la Champions. Allí coincidió con Míchel, su valedor para volver a trabajar a sus órdenes. Su llegada planteó algunas dudas, porque sólo disputó cuatro partidos en el Espanyol (con doce goles encajados) la pasada campaña, pero no tardó en disiparlas. En realidad, su único debe claro está en el segundo gol ante el Deportivo, cuando dudó en la salida, y eso le penalizó.

Aunque ha llegado cedido, en realidad en el Málaga no hay dudas de que en realidad es casi una operación de traspaso encubierta, con una cláusula para regresar en caso de descenso. En todo caso, el guardameta ha repetido hasta la saciedad en todas las entrevistas concedidas que desea cubrir un ciclo largo en el club de La Rosaleda.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos