Roberto: una carrera con malas elecciones

Robero, en una imagen de archivo. /Salvador Salas
Robero, en una imagen de archivo. / Salvador Salas

El madrileño, cuyos años más prósperos fueron en el Olympiacos, va camino de ser colista de Primera en España con tres equipos distintos

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Hay futbolistas excelentemente asesorados por sus agentes, que les colocan en equipos superiores a su nivel deportivo, y otros cuyas carreras brillan menos por culpa de malas elecciones. La del guardameta malaguista Roberto (Fuenlabrada, 1986) tiene mucho más que ver con esto último. Sus prestaciones podrían haberle dado para una carrera mucho más lucida y estable en la élite, pero sufrió la competencia de buenos porteros o la presencia en algunos proyectos mal encaminados. La prueba es que con el Málaga va camino de ser colista por tercera vez seguida en Primera en España (tras las experiencias en el Recreativo en la Liga 2008-09 y el Zaragoza 2012-13).

Roberto debutó en Primera con el Atlético en Pamplona (un 2-1 el 22 de diciembre de 2005) al estar de baja Leo Franco y Falcón, pero no volvió a jugar y regresó al filial en Segunda B. En la temporada 2007-08 salió al Nástic en Segunda y jugó mucho, sin ser indiscutible, y esto le permitió dar el salto a la élite en el 'Recre' (2008-09), con Fernando Zambrano y Lucas Alcaraz. Allí Riesgo no le dejó jugar un partido y hubo descenso.

Al regresar al Atlético apenas jugó tres partidos en la primera vuelta (2009-10), ante la dura competencia de Asenjo,De Gea y Joel, y fue cedido al Zaragoza, con el que acabó la temporada desbancando a Carrizo y López Vallejo. Su excelente nivel le dio el pase al Benfica (2010-11), con el que fue subcampeón de Liga y compitió con el puesto con el brasileño Julio César y Moreira, con un total de 25 partidos. Su regreso al Zaragoza estuvo lastrado por dos pésimos cursos en lo deportivo de su equipo. En la Liga 2011-12, cuando lo jugó todo, el equipo se salvó en la última jornada tras ganar en Getafe (0-2), pero ya fue inevitable el desastre al curso siguiente, y ahí tomó su mejor decisión, probar en Grecia a las órdenes de Míchel en el Olympiacos, donde encadenó tres ligas. Su primera campaña en la Champions fue brillante, así como sus actuaciones ante su exequipo, el Atlético.

A sus 32 años, el malaguista ha sufrido la competencia de grandes porteros y la llegada a varios proyectos deportivos a la deriva

Al curso siguiente perdió algo de protagonismo, con Vitor Pereira en el banquillo, y también en el 2015-16, a las órdenes de Marco Silva. Por eso el regreso a nuestra Liga, en las filas del Espanyol, Roberto hubiera tenido plaza para jugar en otros equipos, pero eligió competir con Diego López, que disputó 35 de los 38 partidos. Ya en el Málaga ha sido indiscutible y el mejor de la plantilla en un curso horrible del equipo, pero su contratación fue una cesión encubierta con el compromiso de regresar a Barcelona en caso de descenso. Allí le espera de nuevo la competencia de Diego López, ya que Pau López se ha comprometido con el Betis.

Obligación admitida

Aunque durante casi toda la temporada Roberto habló de su deseo de seguir en el Málaga y de que le gustaría cumplir un ciclo largo en el cuadro de La Rosaleda, ayer admitió, en un acto con los medios, su obligación de cumplir con lo firmado: «Es una realidad que si el equipo no cumple el objetivo tengo que volver al equipo en que estaba la temporada anterior (el Espanyol), pero es algo que pensaré cuando acabe la competición»

A sus 32 años, atesora 124 en Primera en la España, pero por su calidad y rendimiento debieron haber sido más. Afronta el que será su tercer descenso, aunque aún prefiere evitar la palabra. «Llevo diciendo mucho tiempo que hay opciones. Hemos vivido varias fases de este proceso traumático. Es verdad que nos encontramos en una situación crítica, muy delicada. No sé si llamarla casi irreversible, pero en esto del fútbol pueden suceder muchas cosas y lo estamos viendo a todos lo niveles y casi cada día. Como profesionales vamos a seguir dando la cara, poniendo todo lo que tenemos en cada partido, y esto no va a cambiar hasta el 20 de mayo. Cualquier otra cosa sería faltar a nuestra profesionalidad».

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos