Roberto: «Estoy donde quiero estar; feliz de estar aquí»

Roberto, en su presentación en Estepona.
Roberto, en su presentación en Estepona. / Charo Márquez

El portero del Málaga se ha mostrado muy satisfecho por su incorporación en el acto de presentación en Estepona

CHARO MÁRQUEZ

El Málaga ha elegido el Orquidario de Estepona para presentar a su nueva 'flor', el portero madrileño Roberto Jiménez, de 31 años, cedido hasta el final de campaña y después traspasado a la entidad de Martiricos. En un ambiente tropical ideal para las orquídeas, el nuevo fichaje ha afirmado que está "donde quiero estar, feliz de estar aquí" sobre todo porque se siente querido y deseado por su nuevo club. El respaldo y el impulso para que Jiménez recalara en Málaga ha sido sobre todo del entrenador, Míchel, pero el portero ha señalado que ha sentido el apoyo del director técnico Francesc Arnau.

El meta, que ha afirmado que se encuentra en el mejor momento de su carrera, se ha visto seducido a la hora de tomar la decisión de fichar, por la "ilusión" que transmite el Málaga y su afición. "El aficionado del Málaga es un aficionado que quiere disfrutar del fútbol y esa ilusión se transmite a los jugadores, y todos los que llegamos nuevos, nos enganchamos a ese sentimiento", ha comentado.

El madrileño no ha tenido problemas para adaptarse a la ciudad y a su equipo. "Adaptarse a Málaga es fácil, por su clima y por su gente; son condicionantes perfectos para centrarte únicamente en ponerte bien físicamente y en disfrutar de tu profesión", ha señalado. El único inconveniente que ha encontrado en el vestuario es la edad. Jiménez se ha sorprendido de ser el más mayor de la plantilla, es la primera vez que le ocurre en su carrera, y eso le ha hecho pensar; y parece que ya se ha convertido en el 'padre' del equipo donde los compañeros aceptan sus consejos. "Es un equipo fantástico con gente joven, con muchas ganas de mejorar". Jiménez conoce a algunos de sus compañeros de la selección de categorías inferiores y de otros equipos. "Es maravilloso porque tardas muy poco en adaptarte, y te centras en preparate al cien por cien y no tienes que hacer ningún esfuerzo mental para empezar a encontrarte a gusto", ha comentado.

El portero ha sido traspasado del Espanyol por alrededor de un millón de euros. El club también ha cerrado el acuerdo con el guardameta turco Cenk Gonen, que está pendiente de incorporarse a la concentración del equipo. Pero Roberto no teme a la competencia en la portería malagueña. "Somos profesionales y estamos acostumbrados y cuantos más seamos, más será la calidad", ha indicado.

Fotos

Vídeos