Rolan no quiere faltar al Mundial

Rolan no pudo redondear su gran actuación en esta acción con Kepa, que habría supuesto el 4-3 para el Málaga. / Ñito Salas

Sus tres notables actuaciones con el Málaga se han producido después de su exclusión para los dos últimos partidos de la liguilla de clasificación

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El malaguismo descubrió el sábado, ante el Athletic, la mejor versión de Rolan, el enésimo uruguayo que recala en el equipo blanquiazul. Al punta ‘charrúa’ se le vio extraordinariamente motivado en su presentación en La Rosaleda, más incluso que en la recta final en el estreno del Wanda Metropolitano o en la primera parte en Mestalla. Junto a sus ganas de agradar pesa en estos momentos en su estado de ánimo la contrariedad que ha supuesto verse excluido de la convocatoria del seleccionador, Óscar Washington Tabárez, para las dos últimas citas dentro de la liguilla de clasificación para el Mundial de Rusia.

O un jugador que conociera la Liga o uno que tuviera el Mundial en el punto de mira. Esa era la premisa del Málaga –acordada por el director deportivo, Arnau, y el entrenador, Míchel– para la pieza que faltaba en ataque. Dado que el exblanquiazul Adrián no convencía a la propiedad y que Lucas Pérez se iba de precio, hubo que recurrir a un mercado reducido de delanteros que optaran a no faltar a la cita de julio en Rusia.

Rolan gustaba en el Málaga porque, como se ha podido comprobar, podría ser un recurso como referente en ataque (aunque no sea un ‘nueve’ puro) y también como extremo (por su velocidad y su dinamismo). Y también porque no puede descuidarse si quiere estar en el Mundial. El uruguayo buscaba además un equipo en el que tuviera un protagonismo estelar. La pasada temporada sólo fue titular en la mitad de los partidos de la Ligue 1 con el Girondins de Burdeos (19 de los 38). Sus otras diez actuaciones como suplente no compensaron el detalle de que en el campeonato francés firmara nueve goles.

El delantero malaguista siempre ha sido un fijo en la selección uruguaya. En las dos últimas grandes citas entró en los planes de Tabárez. En la Copa América de Chile, hace dos años, participó en los cuatro partidos, casi siempre como extremo derecho, aunque conforme avanzó el torneo el equipo pasó de un 4-1-4-1 a un 4-4-2 (de haber jugado Luis Suárez, este habría sido el esquema definido). En el verano de 2016, en una edición conmemorativa del mismo certamen (la Copa América Centenario en Estados Unidos), tuvo menos protagonismo y disputó dos de los tres partidos, especialmente arrancando desde la izquierda.

A Rolan se le ha visto especialmente motivado en los tres últimos encuentros. Su debut ante el Atlético se produjo apenas horas después de que Tabárez lo dejara fuera de la citación para los dos últimos compromisos de la liguilla de clasificación para el Mundial, el 5 de octubre en Venezuela y el 11 en casa frente a Bolivia. Sí estuvo en la anterior convocatoria, para medirse a Argentina y Paraguay (el 31 de agosto y el 5 de septiembre), pero sufrió una lesión muscular en un entrenamiento con el Girondins y causó baja. Paradójicamente, su plaza la ocupó un exmalaguista, ‘Seba’ Fernández, actualmente en las filas del Nacional.

La presencia de Uruguay en el Mundial no parece peligrar. Cabe recordar que en la zona sudamericana (la Conmebol) los cuatro primeros tienen plaza directa y el quinto debe disputar una repesca. La selección ‘charrúa’ es segunda, con 27 puntos, por delante de Colombia (con 26), Perú (con 24), Argentina (con 24) y Chile (con 23). Es decir, debe darse una carambola para que se quede sin billete para la cita de Rusia. Pero además en los dos últimos encuentros tiene como rivales a Venezuela (colista del grupo, con sólo ocho puntos) y Bolivia en casa (penúltima, con 13).

Verse fuera de esta convocatoria supuso una contrariedad enorme para Rolan el pasado viernes 15 y no ocultó su malestar en el vestuario. Hasta qué punto han influido sus recientes problemas físicos y su inactividad en la decisión de Tabárez es una cuestión que sólo conoce el seleccionador, pero el jugador malaguista quiere despejar dudas. Desde luego, no ante sus compañeros, porque en los entrenamientos se emplea con mucha fuerza y va a todas. Cara al seleccionador y a los aficionados malaguistas ya lo ha dejado claro: no quiere faltar al Mundial. Y el Málaga va a ser el gran beneficiado.

Fotos

Vídeos