La salvación del Málaga se dirime fuera de casa

Husillos y José González/Ñito Salas
Husillos y José González / Ñito Salas

El equipo encara la mayoría de sus citas más difíciles de local, mientras que visitará a tres de sus cuatro rivales directos por la permanencia

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

«Tenemos que hacer una segunda vuelta como la primera que han hecho los recién ascendidos», sentenció el nuevo entrenador malaguista, José González, en unas declaraciones a este periódico pocas horas después de anunciarse su fichaje. El gaditano, sin poner cifras expresamente, lanzaba un mensaje encaminado a convencer a todos de que lograr el botín necesario para la salvación está al alcance del Málaga, que no es necesario un milagro. Si plantillas con menos potencial sobre el papel (las del Getafe, el Levante o el Girona) lo han logrado hasta el ecuador del torneo, ¿por qué no el cuadro de Martiricos, que se mueve en una zona media en cuanto a presupuesto y tope salarial?

En efecto, el Getafe y el Leganés han sumado 26 puntos, y sólo el Levante, de más a menos y al que la Liga empieza a hacérsele larga, se ha quedado por debajo de las cifras de sus excompañeros de viaje a la élite, con 18, pero fuera de la zona de descenso. La apreciación de José González coincide con las palabras de Recio en su rueda de prensa el miércoles: «Tenemos que hacer 25 o 26 puntos en la segunda vuelta, como si fuera una Liga nueva».

El calendario

Pero, ¿cómo y dónde va a sumar el Málaga mucho más del doble de los puntos alcanzados hasta ahora, en sólo media Liga? Sobre el cómo, parece claro que el estilo que trata de implantar José González tiene mucho más que ver con el rigor defensivo, la seriedad táctica y el equilibrio que lo que planteaba Míchel. Respecto al dónde, parece que el equipo se jugará, de forma paradójica, tres cuartos de permanencia fuera de casa. Ello a pesar de que entre sus diecinueve citas restantes, diez serán en La Rosaleda, una más que a domicilio.

Hablar a estas alturas del calendario resulta un tanto estéril. No sólo porque queda mucho campeonato, sino sobre todo porque justo ahora todos los equipos tienen que enfrentarse al resto de los rivales, exactamente a los mismos. La mayor o menor dificultad del carrusel de partidos vendrá dado por el orden cronológico de los partidos o por el hecho de que determinados compromisos se jugarán en casa y otros fuera.

En este sentido, la segunda vuelta del Málaga resulta un tanto peculiar. Por La Rosaleda van a pasar los seis mejores equipos de la categoría, y en cambio fuera tendrá rivales más accesibles y, además, tres de los cuatro duelos directos que tendrá que disputar en la lucha por la permanencia. Así, visitará a Las Palmas el lunes 5 de febrero (21.00 horas, Gol), al Deportivo (en la trigésima primera jornada, el fin de semana del 7 y 8 de abril) y el Levante (en la trigésima tercera, el 17 o 18 de abril). El otro choque trascendental restante será frente al Alavés en Martiricos (antepenúltima jornada, el 5 o 6 de mayo).

Además, la segunda vuelta liguera del equipo muestra tres claros bloques. En el primero, de sólo tres partidos (en Ipurua, en casa ante el Girona y en Las Palmas), será vital obtener una suma de puntos lo más cercana al pleno. Por un lado, porque será clave para que el cambio de entrenador cobre valor y el grupo crea en la nueva idea de juego; por otro, porque será el anticipo del tramo más complicado. En efecto, en las diez jornadas siguientes el Málaga empezará a tener mucho más difícil ganar en su feudo. Así, recibirá de forma consecutiva al Atlético de Madrid, el Valencia, el Sevilla, el Barcelona, el Villarreal y el Real Madrid. Entre medias, sólo cuatro salidas: Bilbao, Leganés, Vigo y La Coruña.

Lo más esperanzador para el Málaga es que si llega con opciones de salvación al tramo final de la competición su calendario pinta como de los más favorables, aunque sea prematuro establecer tal aseveración. Así, en las seis jornadas finales, no se medirá a ninguno de los mejores de Primera y, lo que es más importante, podría tener muchas opciones de encontrarse en el camino a conjuntos sin intereses deportivos importantes, como podría ser la situación en la que estén la Real Sociedad, el Betis, el Espanyol (los dos últimos, fuera) y el Getafe. Sí parecen a día de hoy mucho mas calientes las citas ya referidas antes en el Ciutat de Valencia y contra el Alavés.

Cinco claves del calendario

1
Hay diez citas en casa y nueve fuera.
2
El Málaga recibirá de forma consecutiva a los seis primeros: Atlético de Madrid, Valencia, Sevilla, Barcelona, Villarreal y Real Madrid.
3
Tres de los cuatro partidos ante los rivales directos por salvarse serán fuera de casa.
4
Las tres próximas citas (Eibar, Girona y Las Palmas), vitales para el refuerzo del trabajo de José González y del equipo.
5
El final liguero (las seis últimas jornadas) no parece el más difícil sobre el papel.

En definitiva, ¿dónde podrá sumar esos 25 o 26 puntos? Con ocho triunfos y uno o dos empates o con siete victorias y cinco o seis igualadas. En el primero de los casos, por ejemplo, imponiéndose al Eibar, Las Palmas, Sevilla, Levante, Betis, Alavés, Espanyol y Getafe, y empatando contra el Villarreal y el Celta –dando como derrotas el resto de encuentros–. Claro está, resulta una mera hipótesis plantear el listón de la permanencia en 36 o 37 puntos al final de la temporada, pero la evolución del campeonato apunta a que no estará un año más en los clásicos 42.

En todo caso, hay que tener en cuenta dos detalles más importantes: uno, que el decimoquinto (la Real Sociedad) suma ya doce puntos más que el Málaga, lo que ha reducido mucho el número de conjuntos implicados actualmente en la lucha por la permanencia, algo en contra del equipo; y, en segundo lugar, que el ‘goal average’ podría condenar a los blanquiazules, ya que en la primera vuelta sólo ganaron a uno de sus cuatro rivales directos (3-2 al Deportivo), ‘pincharon’ en casa ante el Levante (0-0) y cayeron en el resto de citas (1-3 de Las Palmas y 1-0 en Vitoria).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos