Samu Castillejo: «Mi camino se cruzará con el Málaga; ya veremos cuándo»

Samu Castillejo conduce el balón en un partido del Villarreal. /Efe
Samu Castillejo conduce el balón en un partido del Villarreal. / Efe

En un excelente estado de forma, el extremo malagueño visita La Rosaleda el domingo muy afectado por la crisis deportiva en Martiricos

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Por sus venas corre sangre malaguista y no puede negarlo cada vez que se le pregunta acerca de ello. Por esta razón Samu Castillejo (Málaga, 1995) experimentará sensaciones contradictorias este domingo (18.30 horas) cuando salte al césped de La Rosaleda para enfrentarse al equipo de sus amores. Protagonizando una excelente temporada, el extremo ‘boquerón’ sufre por la grave crisis deportiva del club de Martiricos y promete que tarde o temprano su camino tendrá que cruzarse con el de su exequipo.

Resulta casi inevitable preguntarle por el desastre deportivo del Málaga de esta temporada. El descenso no es matemático aún, y puede que queden semanas para consumarse, pero no conocemos a nadie que albergue alguna esperanza. ¿Cómo lo ve?.

–Es una situación bastante complicada por el tema de los puntos, porque parece que cada semana los rivales directos se alejan un poco más. Está claro que hasta que haya opciones se puede decir que habrá esperanzas, pero es complicado.

Una familia volcada con el Cautivo en Semana Santa

–¿Es usted muy ‘semanasantero’?

–Me gusta, sobre todo cuando estaba ahí. Iba a ver el Cautivo, que lo saca mi hermano (José Manuel, que es hombre de trono) y en mi familia estamos todos muy volcados con el Cautivo, pero cuando está uno fuera es lo que toca. Mi tío (Manuel Azuaga) también ha sido de toda la vida de la cofradía. Estamos muy vinculados en la familia. Desde que me vine a Castellón, la Semana Santa coincide con la competición, así que es complicado ‘bajar’.

–Al menos le queda el recurso a Internet o las redes sociales...

–Sí, ahora gracias a ello es mucho más fácil.

–¿Se ha visto usted en algo parecido a esto? Entiendo que no, ni siquiera de canterano...

–No. Es mi cuarta temporada en Primera y todas han sido buenas.El año del Málaga (en su debut en la categoría) terminamos octavos y con el Villarreal he acabado jugando en Europa en las tres campañas que llevo aquí.

–¿Hubiera sido impensable para usted este verano, en torno a julio o principios de agosto, que el Málaga deambulara en la competición tal y como lo está haciendo ahora mismo?

–Está claro que al principio de temporada nadie se espera que un club como el Málaga, con los buenos jugadores que tiene, con su afición y con todo lo que es el club vivir esta situación, pero en el fútbol nunca se sabe lo que puede pasar. Por desgracia está en una mala situación y ojalá que salga de aquí.

Usted tiene conexión directa con el vestuario del Málaga. No sólo con algunos futbolistas que continúan de su etapa, sino con ayudantes y algún técnico. ¿Cómo están viviendo esta difícil tesitura?

–Está claro que hay muchos amigos que he dejado, pero creo que a veces no son momentos de preguntar por determinadas situaciones, porque casi ya se ve desde fuera y al final lo que toca es hablar lo menos posible de la situación.

«La experiencia de partidos te hace ir mejorando cada año y aprender cosas nuevas. Ojalá sean muchos más» sus 117 encuentros en primera

«La gente sabe que nunca celebraría un gol contra el Málaga ni en ese estadio ni en ningun otro» rival el domingo

Le voy a hacer una pregunta complicada. ¿Le va a hacer mucho más mal que bien la llegada de Al-Thani al club?

–Al final es que se han vivido situaciones opuestas, de llegar a jugar la Champions a estar último de la tabla clasificatoria, como sucede ahora. Lo que está claro es que si hay descenso no sólo es culpa de los jugadores.Son los que saltan al campo y a los que seguramente la gente puede culpabilizar más, pero en una situación complicada no siempre es cosa de una parte, sino de todos.

Observo las estadísticas y me figuran ya 117 partidos en Primera, 34 en el Málaga y 83 en el Villarreal. ¿Es muy amigo de las estadísticas?

–Bueno, el tema de los partidos jugados sí que es algo que se mira y ojalá que siga acumulando muchos más, porque será una buena noticia para mí.

-¿Qué ha aprendido en estos años, en qué cree que ha madurado su juego?

–Está claro que la experiencia de partidos te hace ir mejorando cada año y aprender cosas nuevas. Las temporadas te hacen madurar y esperemos que todavía quede mucho por perfeccionar.

«Lo que está claro es que si hay descenso no sólo es culpa de los jugadores. Cuando se da una situación complicada es cosa de todos» Culpables en la crisis del Málaga

«Sé que puedo estar ahí. Hay jugadores muy buenos, un nivel increible, pero siempre que se hacen las cosas bien y estás en la boca de la gente, ¿por qué no?» Ir con la selección española

–¿También ha ganado masa muscular o peso o no le conviene para no perder explosividad?

–Creo que para mi juego ayuda mi físico. Creo que hay que mantenerse siempre bien y hay que trabajarlo mucho. Sin mi físico seguramente no haría las cosas que hago. Siempre se puede mejorar, pero...

-¿Le duele no haber tenido una llamada de la selección absoluta, sobre todo con un técnico como Lopetegui cuyas listas son muy abiertas?

–Al final siempre está la esperanza, máxime si crees que estás haciendo las cosas bien.Sé que puedo estar ahí. Hay jugadores muy buenos, un nivel increíble, pero siempre que se hacen las cosas bien y estás en la boca de la gente, ¿por qué no?

–¿Cree que sus características de extremo puro, aunque en los últimos meses en el Villarreal no esté jugando tanto ahí, le puede perjudicar cara a la selección, donde se ve más un corte de clásicos medios punta?

–Creo que también en los últimos meses el míster cambió el sistema y jugamos todos por dentro. Los futbolistas nos podemos acostumbrar a cualquier posición, aunque por mis características soy un jugador de banda.

–¿Le ha sorprendido Javi Calleja? ¿Comparte el análisis de que él ha retenido mucho de lo que aprendió junto a Manuel Pellegrini en el Villarreal? ¿Es tan clara la renuncia a extremos puros?

–Bueno, la verdad es que yo con Pellegrini coincidí poco. Es verdad que me hizo jugar un amistoso con el primer equipo (en Marbella, ante el Al-Rayyan catarí) y que me entrenaba con la primera plantilla. Calleja quiere la posesión del balón, jugadores por dentro, pero no podría compararlos porque a uno de ellos casi no le conozco. Javi no me ha sorprendido.En el fútbol estamos viendo que los clubes tienen cada vez más confianza en técnicos de la casa, de equipos filiales. Él lo estaba haciendo muy bien en esa época y el Villarreal es un club que mira mucho por la cantera. También lo han hecho en el caso del entrenador y les ha salido muy bien.

Samu, que se despidió del Málaga en una rueda de prensa conjunta con usted muy emotiva, ya volvió. ¿Por qué cree que le ha costado triunfar fuera?

–Él también es más mayor que yo. Es verdad que a lo mejor no ha tenido la suerte o la estabilidad que yo. Han sido caminos diferentes. Él ha vuelto ahora y seguramente yo, como ya lo dije en su momento cuando me fui, mi camino se cruzará con el Málaga. Ya veremos cuándo será.

Está claro que su sentimiento es malaguista, ¿verdad?

–La gente sabe lo malagueño y malaguista que soy, pero soy profesional y defiendo mi club, mis intereses, el Villarreal. Ahí me tratan muy bien y me quieren mucho también.

Nos tiene tan acostumbrados el Villarreal a hacer buenas temporadas a tener una gran regularidad, que parece que la campaña actual sea un tanto decepcionante, ¿cómo lo ve?

–Estamos quintos, por delante de clubes como el Sevilla, elAthletic, la Real Sociedad o el Celta, que han estado años atrás peleando por un puesto europeo. No es nada fácil poder estar haciéndolo año tras año y nosotros llevamos tres ya consiguiéndolo, desde que estoy aquí. La gente se acostumbra a lo bueno, pero es difícil.

Y le hago la pregunta del millón. Si marca, ¿piensa celebrarlo?

–La gente sabe que nunca celebraría un gol contra el Málaga ni en ese estadio ni en ningún otro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos