El ‘caso Sandro’ sigue y sigue...

El alemán Meyer y Sandro, durante la final del Europeo sub-21/Reuters
El alemán Meyer y Sandro, durante la final del Europeo sub-21 / Reuters

El Everton, equipo al que se prevé que vaya el ariete, deberá abonar al Málaga seis millones o tendrá que depositarlos en LaLiga

ANTONIO GÓNGORA

Sandro se irá del Málaga, pero no se sabe cuándo. Pese a que ha concluido el Europeo sub-21, en el club de Martiricos desconocen qué va a ocurrir. Lo más probable será que marche al Everton, pero tampoco hay ninguna constancia oficial. Es previsible que mañana haya alguna novedad, ya que el conjunto inglés también necesita cerrar las operaciones para comenzar el trabajo de pretemporada con todos sus hombres en los entrenamientos o con los fichajes ya cerrados (el delantero tendrá ahora vacaciones).

Y el Málaga también necesita tener resuelto este asunto, aunque, una vez concluida la final del Europeo sin ninguna novedad ni incidencia para el futbolista, la dirección deportiva del club ha comenzado ya a cerrar las operaciones que tenía más próximas. En cualquier caso, la resolución del ‘caso Sandro’ es imprescindible para completar la planificación de la plantilla de una forma precisa, sin sobresaltos en lo relativo al tope salarial, una partida que la entidad de Martiricos sólo podrá igual en relación a la pasada campaña con la venta de Sandro o cualquier otro jugador cuyo ingreso por el traspaso sea de una cuantía similar.

Pero una vez decidido el Everton a acometer la compra, el proceso a seguir tampoco está muy claro. Pagará la cláusula de rescisión al completo, los seis millones previstos, pero generalmente, salvo excepciones, los clubes no depositan el dinero en LaLiga para hacerse con los jugadores de una forma directa, sino que suelen hablar con el otro equipo, en este caso el Málaga, para acordar el pago y la aportación al fondo de solidaridad (una cantidad de un 5 por ciento que los conjuntos compradores deben abonar).

La negociación entre los clubes no supone ningún descenso en el precio de la venta, sino que facilita las operaciones, aunque la alternativa de depositar el dinero en LaLiga ya no sale más cara (está exenta del pago del IRPF). Pero ante estas circunstancias es preciso hacerse una pregunta: ¿El jeque Al-Thani firmará la operación con el Swansea o se negará a hacerlo? Es evidente que a rechazarla frenaría una rápida salida al ‘caso Sandro’, pero no se puede descartar que en última instancia ocurra esto.

Cláusula de rescisión

En tal caso, el Everton y el jugador tendrían que dirigirse a LaLiga para abonar el dinero de la cláusula de rescisión, que después será enviado al Málaga. Este procedimiento seguramente es el más correcto, pero normalmente se realiza entre los clubes. El pago en LaLiga antes era muy caro, ya que ese dinero se consideraba como un ingreso del jugador en cuestión, por lo que tenía que hacer frente al IRPF de esa cantidad. Pero la normativa cambió hace menos de un año y la fiscalidad es muy favorable. Es más, en este caso ni siquiera habría que abonar el IVA.

El pago de la cláusula, sin embargo, se puede realizar en cualquier momento antes del cierre del mercado veraniego. En el Málaga, sin embargo, esperan en primera instancia hablar con el equipo que quiera hacerse con el jugador y resolver, en su caso, el traspaso por los ya conocidos seis millones. La operación quedaría cerrada de una forma rápida. Pero las dudas se mantienen en el club en relación a la forma de realizar la salida el jugador y, aunque la próxima semana debería ser decisiva, la fecha en la que quedará todo concretado.

Tanto el Málaga como su afición saben que el jugador canario, de 21 años, se marchará después de una gran campaña, en la que consiguió nada menos que 16 goles (incluidos los dos de la Copa). Habló con el Atlético y con el Everton, pero todavía no se ha oficializado la operación. Habrá que esperar, aunque el conjunto blanquiazul está a sólo tres días del regreso al trabajo.

Fotos

Vídeos