Una semana de goles

Una cuestión

MANUEL CASTILLO

Y el Málaga, sin darse cuenta. En los días habidos entre la sexta y séptima jornada, la llamada Liga Santander debe haber organizado una 'Semana del Gol' de la que numerosos equipos han sacado tajada; excepto el Málaga, cuando aquella reacción ante el Athletic nos hizo esperar lo mejor. A cuatro goles por cabeza, en algún caso sólo tres, muchos resultados han sido tan abultados como sorprendentes: cuatro goles del Espanyol al Deportivo, cuatro goles del Getafe al Villarreal, cuatro goles del Celta en Eibar, cuatro goles del Betis al Levante y empate a cuatro goles entre Real Sociedad y Betis. Con empate también, pero 'sólo' a tres goles, en el Celta-Girona. Goles a mansalva entre un domingo y otro de equipos que batallan junto al de La Rosaleda y que se han ido al parón liguero con la satisfacción del deber cumplido. ¿En qué condiciones se ha ido y está el Málaga de Míchel? Mucho me temo que con el decaimiento y pesimismo que asola hoy día a los malagueños y seguidores que, a estas alturas, ya temen lo peor.

Hay que reconocer que el equipo malagueño no es tan malo como indica su condición de colista, con un único punto de veintiún posibles. Es más: hay que reconocer que el equipo funciona cada día mejor (el sistema y la conjunción van a más) pero se le ha olvidado ya lo que es el gol. Como se le ha olvidado a Ronaldo, a Luis Suárez, a Iago Aspas...o a Simeone (que menos mal que cuenta con Griezmann) de quienes se dice que en cuanto marquen un gol empezará la racha. Confiemos en que eso mismo se les pueda aplicar a los chicos de La Rosaleda.

Doce días pueden ser suficientes para medio arreglar las cosas en el equipo, tanto en el orden técnico como en el anímico. A Míchel le corresponde esa labor que tendrá que ser efectiva el domingo 15, en La Rosaleda, ante un Leganés que, increíblemente, anda rozando la zona europea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos