Sesión muy intensa del Málaga para abrir boca en Holanda

Sesión muy intensa del Málaga para abrir boca en Holanda
Santiesteban

El equipo hizo trabajo físico con balón bajo la lluvia en Garderen

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉSENVIADO ESPECIAL GARDEREN (HOLANDA)

Muy temprano, a las ocho de la mañana, han tocado diana en el hotel en el que está alojado el Málaga en Garderen (Holanda), aunque los expedicionarios ya estaban despiertos (ha amanecido en torno a las cinco y media) y a esa hora muchos se encontraban en la sala de desayuno. Ha sido el comienzo real de la segunda concentración de pretemporada, porque en la víspera el vuelo se retrasó hora y media y apenas hubo tiempo para llegar, cenar y marcharse a la habitación a descansar.

Todos los componentes del grupo tienen a su disposición una bicicleta (al llegar al hotel recibieron la llave de la que tienen asignada junto a la tarjeta de la habitación), pero a varios les costó dar con la tecla de cómo se desbloqueaba la bici. Los más avezados dieron instrucciones. Evidentemente hubo bromas de todo tipo, las primeras, por supuesto, del siempre ocurrente Míchel. Y pese a que la ruta hasta el campo estaba marcada, no faltó quien se despistó y en vez de emplear siete minutos tardó un cuarto de hora... Eso sí, no eran jugadores.

Después de los estiramientos en la zona habilitada para ello, los futbolistas entraron al terreno de juego. El césped estaba en excelentes condiciones, gracias también a la lluvia que suele caer en esta zona. En torno a las 4.30 de la mañana hubo relámpagos y un aguacero tremendo, y durante el trabajo matinal del Málaga no llegó a tanto, pero la lluvia fue copiosa durante un cuarto de hora. Acostumbrados al calor de las dos primeras semanas, se agradeció.

En esta sesión inaugural en Garderen no estuvo Juanpi, con una sobrecarga en el adductor, aunque varios jugadores arrastran molestias por algún golpe. De este modo, participaron en el trabajo 22 jugadores de campo y los cuatro guardametas, ya que Ontiveros estuvo recibiendo tratamiento en el hotel dentro del proceso de recuperación tras la operación de pubis.

La sesión, que duró una hora y media, no pudo ser más intensa. Se hizo trabajo físico con balón, con dos ejercicios de posesión, el primero en un rondo (en tres grupos) y el segundo a lo ancho del campo con dos equipos. Como suele ser habitual, fueron constantes las consignas de los técnicos y los preparadores físicos porque lo que imperaba era la movilidad para no perder la pelota en función del número de toques marcados.

El equipo volverá a ejercitarse por la tarde, a partir de las seis, en una sesión táctica, aunque de 11.15 hasta la hora del almuerzo (a la una) toca crioterapia. Previamente a la salida hacia el campo para la sesión vespertina, a las 17.30 horas, está fijada todos los días que no haya partido una reunión para analizar conceptos de juego.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos