El sueño prohibido de Sandro

Sandro, con la camiseta del Everton./EFE
Sandro, con la camiseta del Everton. / EFE

Ontiveros, con permiso para no entrenarse, cerca de ser cedido al Valladolid

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Málaga despertó de su sueño en torno a las once de la noche de ayer. El Sevilla anunciaba en su cuenta oficial de Twitter un «principio de acuerdo para la cesión de Sandro Ramírez, a expensas de que el futbolista supere el reconocimiento médico». El delantero del Everton, máximo artillero del cuadro de La Rosaleda la pasada campaña, se quedaba así definitivamente lejos de los planes del cuadro que entrena José González.

Lógicamente, el interés por Sandro ha sido un querer y no poder para el Málaga. Más allá de que el canario no pusiese ascos a su regreso, era inviable económicamente al precisar al menos una inversión en torno a cuatro millones de euros, totalmente fuera del alcance de la entidad de Martiricos. Aquel latiguillo repetido por Míchel en ruedas de prensa de que en la última semana del mercado invernal podría efectuarse la operación, ha resultado ser una falsa esperanza.

En las últimas horas del mercado parece a punto de confirmarse la cesión de Ontiveros al Valladolid, como adelantó El Desmarque Málaga.El marbellí no se ha entrenado ya hoy con el Málaga con permiso de la entidad. Aunque en principio sonaba para el Granada, este club se ha hecho con Hjulsager (Celta). Hay que recordar que el Málaga ha fichado a Ignasi Miquel (por la baja de larga duración de Juan Carlos), Iturra (Necaxa), Bueno (Oporto), Samu (Levante) e Ideye (Tianjin Teda). Se desprendió de Cecchini (León mexicano), Baysse (Girondins de Burdeos), Cifu (Albacete), Jony (Sporting de Gijón), además de la baja federativa de Juan Carlos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos