Tapia llega con plenos poderes para impulsar La Academia y rescatar la ‘cuota malagueña’

Tapia, en una clase del IES Sierra de Mijas. /Salvador Salas
Tapia, en una clase del IES Sierra de Mijas. / Salvador Salas

Husillos, que ya intentó incorporarlo con anterioridad, tenía muy clara su elección desde el momento en que se marchó Calzado

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

En cuestión de horas el Málaga anunciará el regreso de Antonio Tapia. Como apuntó ayer este periódico, se espera confirmar en breve la incorporación del técnico fuengiroleño como máximo responsable deportivo de La Academia. El que fuera entrenador del primer equipo blanquiazul llegará con plenos poderes para impulsar la cantera y, sobre todo, para rescatar la ‘cuota malagueña’.

Tapia, que precisamente hoy cumple 58 años, era la elección del director deportivo, Mario Armando Husillos, desde que se consumó la marcha de Miguel Calzado para fichar por el Betis. El hispanoargentino tenía muy clara la mejor opción para ocupar el puesto de coordinador deportivo y, especialmente, tenía muy claro el perfil: debía ser malagueño. Este periódico ya adelantó que los candidatos eran el referido Tapia (aunque nacido en la localidad cordobesa de Baena, reside desde que tenía 4 años en Fuengirola) y ‘Boquerón’ Esteban. El veleño habría tenido opciones en caso de que no hubiera sido factible el retorno del exentrenador malaguista. Curiosamente, ambos coincidieron en la mañana del sábado en el homenaje a Juanito entre las leyendas de la selección y los veteranos del Málaga.

Figura de consenso

Aunque Husillos se estrenó como director deportivo cuando ese puesto iba a ser para Tapia –de hecho este ya ejercía como tal en el verano de 2012–, el hispanoargentino ya intentó incorporar en una ocasión al fuengiroleño porque siempre ha velorado en él su profesionalidad y sus conocimientos. Además, la figura del fuengiroleño genera un consenso poco habitual en el fútbol malagueño y también en el seno del club.

Si en aquel momento Tapia no veía oportuno entrar en el club –consideraba que la estructura de la entidad estaba muy definida–, en esta ocasión ha sido mérito de Husillos convencerlo para que retorne. Ambos han llevado los contactos con total discreción, aunque coincidieron en un aspecto fundamental: en estos momentos es necesario ayudar al Málaga en todo lo necesario. Casi se puede hablar de que no ha existido negociación porque esta vez la disposición del fuengiroleño fue absoluta desde el principio y además el hispanoargentino le trasladó que tendría libertad de acción para tomar decisiones, formar su equipo de trabajo y crear el modelo que crea más conveniente. La confianza en él es total por parte del director deportivo.

Poco o nada ha trascendido de los planes de Tapia –entre otras razones, porque todavía no se ha oficializado su incorporación–, pero no es un secreto que el fuengiroleño siempre ha sido muy reflexivo antes de tomar cualquier decisión y que siempre opta por evaluar al máximo los pros y los contras. Con todo, es obvio que él siempre ha defendido un ‘modelo Málaga’; es decir, una apuesta por el ‘producto malagueño’. Así sucedió con la hornada de futbolistas que él tuteló y que llevó a muchos de ellos a competir durante varios años en categoría profesional (Primera o Segunda División). Siempre ha tenido muy presente la labor que hicieron Ben Barek y Benítez (hoy consejeros consultivos) a comienzos de los 80.

La confianza del director deportivo en él es absoluta y por eso Tapia tendrá libertad de acción

También cabe recordar que durante su etapa como entrenador del Málaga B Tapia siempre tenía una máxima: formar jugadores y, sobre todo, centrarse en aquellas posiciones que puedan quedar huérfanas en el primer equipo. Probablemente ese sea a día de hoy el déficit del club. El fuengiroleño afronta otro reto diferente en La Rosaleda... aunque de momento el club no lo haya hecho oficial.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos